UN ESQUIADOR CON FUTURO

Como ya sabemos, en nuestra ciudad una actividad que se logra destacar es la práctica del esquí de fondo. Por ello, año a año el evento que por excelencia distingue a este noble deporte es la famosa Marchablanca, y 2019 no fue la excepción. Su flamante ganador fue nada más y nada menos que el joven deportista y esquiador profesional Matías Zuloaga, quien, además, es la tapa de esta edición. Por todo ello, los invitamos a conocerlo.

Ph. MGonzalez

Nos contarías cómo fueron tus inicios en el esquí. ¿Siempre te gustó o lo fuiste descubriendo?

M.Z.: Mis inicios en el esquí empezaron desde muy pequeño, a los 3 años ya estaba arriba de las tablas, a los 12 años comencé a competir en campeonatos que organizaba el CAU y me iba muy bien, ganaba varias carreras..., y fui descubriendo que me gustaba. En ese momento hacía varios deportes tanto de verano como de invierno. Pero el esquí me podía más que los otros, a medida que pasaba el tiempo decidí hacer solo esquí de fondo.


Sabemos que la pasión por el esquí viene de familia, ¿cómo te llevás con eso? ¿Es algo que te pesa o, por el contrario, de potencia?

M.Z.: La pasión por el esquí viene de familia, si bien me crié en el Valle de Tierra Mayor, tres de mis tíos fueron atletas olímpicos. Para mí siempre fueron mi motivación. No es algo que me pesó, al contrario... Me han acompañado desde que soy muy pequeño a crecer como deportista y como persona. Son exatletas con mucha experiencia.



Sos uno de los mejores esquiadores del país y has logrado destacarte y consagrarte en varias competencias, ¿qué sentís al verlo o escucharlo?

M.Z.: La verdad es que te pone muy contento cuando te reconocen, el esfuerzo que uno pone es muy importante. El trabajo que hacemos los atletas de elite es difícil y muchas veces estamos solos, llevamos a cabo entrenamientos muy duros todo el año para poder cumplir los logros deportivos.


También participaste de los juegos olímpicos, podrías contarnos brevemente cómo fue esa experiencia.

M.Z.: Mi mayor logro deportivo fue participar en los Juegos Olímpicos de Pyonyang en el 2018. Fue una experiencia inolvidable, lo mejor de mi carrera deportiva, todo lo que entrené en esos últimos cuatro años fue para cumplir ese sueño que tenía desde muy chico, ser Olímpico. Estar corriendo entre los mejores corredores del mundo no tenía precio. Hice una buena carrera, tomé esos primeros juegos como experiencia y tranquilo para poder hacer una buena carrera, y la hice, quedé en el puesto 100.



Ahora, ya habiendo pasado unos años y viendo todo lo que estás logrando, ¿te imaginabas, de chico, todo lo que estás viviendo en la actualidad?

M.Z.: Sí, de chico me imaginaba poder lograrlo, pero nunca me imaginé el proceso, que el camino para lograrlo fuera tan duro y difícil.


Si tuvieras que hablarles a los chicos o jóvenes que les encantaría incursionar en el esquí, ¿qué les dirías?

M.Z.: A los chicos que quieran incursionar en el esquí de fondo les diría que no lo duden, que se animen, que es un deporte fantástico y entretenido, y que a lo largo del tiempo te abre muchas puertas y sueños.


Ph. Benjamin Lezcano

Para ir concluyendo, sabemos que sos el ganador de la Marchablanca 2019, ¿cómo viviste ese triunfo?

M.Z.: La Marchablanca siempre es la carrera más esperada del año, por mi parte. Tuve la oportunidad de ganarla durante tres años seguidos, este año opté por competir en Ushuaia Loppet y poder quedarme con el triunfo.


Por último, y agradeciéndote por este tiempo, ¿cómo sigue tu cronograma en lo que queda del año? ¿Cómo te preparás para ello?

M.Z.: Este año estoy enfocado para llegar en las mejores condiciones al hemisferio norte y poder participar en carreras europeas con puntuación FIS, y por último, el objetivo es hacer una buena participación en el Mundial U23. La preparación viene excelente, muchos cambios este año en la planificación del entrenamiento para que el físico esté en óptimas condiciones para febrero de este año.


© 2018 by CuartoCreativo