TINTA FUEGUINA

Actualizado: sep 19

La artista local, Mercedes Chiesa, lleva ya un largo recorrido entre Buenos Aires y Ushuaia, transitando por la actuación, el modelaje, la fotografía y la ilustración hasta llegar al punto actual donde confluyen todos los caminos transitados. Activa e interdisciplinaria, luego de varios talleres y clínicas ha comenzado la carrera de Curaduría de Artes en la UNA. Conozcamos a Mercedes y su tinta en el arte fueguino.

© Valentina Gomez Kempel

Contanos sobre tu experiencia…

Mi formación académica fue construida por distintas carreras y cursos como: dirección de arte, diseño de indumentaria, actuación con Lito Cruz, ilustración con Mirella Musri e Ignacio Noé, pintura con Eduardo Nicolai, taller de retoque digital con Natalia Taffarel, clínica de la artista Sofía Huidobro, clínica con el artista Juan Doffo. Formo parte del grupo de ilustradores de la revista literaria española La Gran Belleza, llevo adelante un Estudio de Imagen y me desempeño en el campo del arte bajo encargos. A lo largo de mi carrera fui seleccionada en dos oportunidades para el Premio Itaú Cultural de Artes Visuales (2015 y 2017) y por la Bienal de Arte Joven UNL edición XVIII. Realicé el Arte en el Festival Internacional Cine de Montaña “Ushuaia Shh” 2018, expuse en el Museo del Presidio del Fin del Mundo, Museo Fueguino de Arte, Casa de la Cultura de TDF, Colegio de Arquitectos de TDF, Laboratorio Marte (BsAs), Zafarrancho Studio (BsAs).

¿Cómo llegaste al arte y a ser dibujante?

Desde que tengo uso de razón bailo en las aguas del arte, ya fuese teatro, con una cámara en mano registrando momentos de familia o llenando de dibujos las hojas durante las horas de clase. No había dudas de que el arte era el camino, lo difícil era elegir en ese amplio mundo. La vida misma y sus experiencias me fueron llevando al lugar de hoy. En el 2005 me mudé a Buenos Aires y comencé a incursionar en la actuación, me fascinaba el hecho de poder aplacar esa ansiedad de hacer miles de cosas diferentes en mi imaginario, pero la idea de estar interpretando la vida de otros y no desafiándome a crear y vivir mi propia historia me llevó a decidir por otro camino. A la vez que actuaba, modelaba, pero… eran tiempos diferentes a los de ahora. Como mujer me vi expuesta a diferentes situaciones que me llevaron a querer estar del otro lado de la cámara, y darle una oportunidad de vivir una experiencia diferente a chicas que querían seguir ese camino. Cuanto más investigaba y estudiaba para desarrollarme como fotógrafa, más me acercaba al mundo del arte visual, y a partir de ese momento no hubo vuelta atrás… Las salidas a boliches se transformaron en días y noches de taller con amigas. Las tardes, en ir a ver las nuevas exposiciones o cranear proyectos artísticos. Fue en esa época de taller que volví a conectarme con el dibujo y la pintura. Tuve la suerte de estar rodeada de personas que me motivaban, cultivaban e insistían en dar riendas a este viaje.


¿Qué cosas te inspiran?

Lo raro, lo verdadero, lo original. Lo que rompe con lo visto cotidianamente. Lo que te obliga a pensar y a desafiarte, como humano y artista. En cuanto a artistas: Miguel Dávila, Castagnino, Carlos Alonso, Egon Schiele, Giacometti, Francis Bacon, Lucien Freud. Miyasaki y los Estudios Ghibli, Wes Anderson, Tarantino, Ennio Morricone, Yann Tiersen.

© Valentina Gomez Kempel

¿Cómo definirías tu estilo?

Trabajo mucho con tinta y eso significa verse, como en la vida, con manchas que uno las debe incorporar como parte de la obra. Es expresionista, accidentado, humano. Lo que en un comienzo representaba para mí un inconveniente (me gusta el juego, y lo que eso conlleva: un desorden divertido), lo convertí en mi estilo. La mancha no es un error, tiene un sentido, depende de mí transformarla y darle un contexto donde lo insípido e incómodo se convierta en algo atractivo e interesante.


Según tu experiencia ¿es posible vivir del arte en Ushuaia?

Volví en 2017, lo que significó volver a empezar de cero y hacer funcionar esa rueda. Es posible, sí, requiere de mucho esfuerzo y adaptabilidad. Como artista me acostumbré a trabajar de varias cosas a la vez, no es fácil, pero vale la pena intentarlo. Creo que como Provincia tenemos muchísimo para dar artísticamente, desde nuestra historia, nuestra tierra, nuestra gente. Somos un lugar a donde llegan miles de personas cada año de todas partes del mundo, esto debería ser una cuna maravillosa del arte, nuestro arte… cultivar nuestra tierra. Para ello, más en Ushuaia por su carácter insular, se necesitan herramientas y apoyo ya que se hace muy difícil poder acceder a oportunidades para formarse y hacer visible el trabajo.

Hemos visto en tu producción que trabajás a gran escala, con objetos, e intervenís ropa. Contanos sobre esas experiencias.

Estoy incursionando en el muralismo. Realicé los dos primeros en el interior de la librería Karukinka el año pasado, me encantó. Hubo muy buena onda de quienes me convocaron y me dieron total libertad. Es tener toda una pared (en este caso dos) para expresarte, por lo que fue una ciclotimia de sensaciones: primero el entusiasmo, luego la intimidación frente a la magnitud del trabajo que me esperaba, y finalmente un baile… Intervine una puerta para un concurso que quedó felizmente seleccionada y se vienen dos murales más… A la intervención de objetos o ropa la veo como un nuevo soporte para experimentar y probar, por lo que siempre es bienvenido. Actualmente estoy armando una línea para el hogar, asique estoy entre fundas de almohadones, tote bags… armando de a poco una tiendita. Y las instalaciones… que dentro del arte es lo que más me apasiona, donde suelo fusionar todas las disciplinas artísticas aprendidas. El camino desde idear el proyecto, desarrollarlo y ver cómo interactúa una persona es fascinante.


¿Ahora estás con alguna muestra o trabajando en algún proyecto?

Estoy adentrándome en nuestra historia fueguina y desarrollando una serie de ilustraciones a fusionar con una instalación, ilustrando dos libros y dando retoques finales a otras dos instalaciones que se vienen gestando desde hace años. Con la pandemia se complica un poco realizar exposiciones, pero permite organizar y desempolvar lo que estaba en archiveros en lo alto del placar.


¿Un link donde poder ver tu obra?

Instagram

Web

© 2018 by CuartoCreativo