TINCHO BRONZOVICH

Actualizado: 22 de jul de 2019

Martín Bronzovich es un campeón de raza, de familia, de clase y de buena cepa. "Las carreras en mi familia estuvieron siempre presentes, mi viejo corría en auto al igual que otros parientes, mi tío Poroto fue ganador de ocho ediciones de la VTDF y con mi hermano también nos inclinamos por los cuatriciclos". Además, este mes sus expectativas son enormes, porque se viene la 35º edición de la Vuelta a la Tierra del Fuego, donde Tincho es el defensor del título, ganador de las últimas tres ediciones (2015, 2016 y 2017). En esta ocasión, las fechas de competencia están programadas para los días 29, 30 y 31 de marzo.

Ph. Rogelio Espinosa

Sea en el circuito de cross o en el Enduro, como en las largas jornadas de la VTDF, el joven fueguino ha demostrado siempre su férrea capacidad técnica, su paciencia y concentración, como así también una gran destreza para sobreponerse a las adversidades y la presión, acompañado de un equipo de colaboradores admirables. "Participar del Enduro de verano, ganar tres ediciones de la VTDF y poder medirme en Chile con un piloto que tuvo muy buen desempeño en el Dakar, son cosas que valen muchísimo", nos confesaba Tincho Bronzovich, referente de una extensa lista familiar por los fierros y las carreras, quien hoy comparte su pasión junto a su hijita Nika, la heredera del trono.


¿Qué recordás de tus primeras experiencias en cuatri?

Alrededor de los dos años tuve mi primer cuatri, un Suzuki 50cc. Los mejores recuerdos son las salidas con mi hermano, cuando papá nos llevaba al campo y nos alejábamos un poco para andar más rápido. Y mis ganas de participar en una carrera estuvieron presentes desde pequeño! Hasta que un día, mi tío Poroto (Esteban Bronzovich) convenció a mi papá para que me lleve a probar y sacarse las ganas. Gracias a él logré largar mi primera carrera, que fue un Snow Race en Cerro Castor, donde me fue bastante bien y ahí empezó todo!

Ph. Rogelio Espinosa

¿Cuánto representa para vos la VTDF?

La Vuelta es una carrera muy especial, que con el solo hecho de completarla genera una alegría y satisfacción tan grandes como ganarla. Es una de las competencias que más nos representa como fueguinos y nadie quiere perdérsela! La carrera te atrapa y genera una movilización tan grande, que en lugares como la famosa subida al Valdez la gente es tanta que solo se ve un sendero en el medio y a los costados de ambos lados. Está minado de personas con sogas para colaborar, para que todos los pilotos superen ese obstáculo. Un desafío muy grande para los equipos! Y todos están con el mismo objetivo, ¡LLEGAR!


¿Cómo resumirías tus anteriores participaciones?

Mi primera vuelta fue en 2010, en la categoría ATV limitada hasta 350cc, donde participé con un Honda 250cc. que me prestó José Imaray. Entonces conseguí un 4to puesto. En los años siguientes seguí la carrera como "auxilio" de otros pilotos hasta el 2014, cuando debuté en la categoría más grande de cuatris, consiguiendo un 2do puesto. En el 2015 el objetivo era ir un poco más adelante. Pero fue una carrera muy rara hasta último momento, porque en el regreso hacia Río Grande, arribamos a Tolhuin tres pilotos (Dani Cárdenas, Tomy Zentner y yo), donde los tiempos nos separaban por segundos. Finalmente, por diferentes motivos (accidentes y roturas), logré hacerme de mi primera VTDF. Luego, repetí en 2016 y 2017.


¿Cuáles fueron tus circuitos más adversos?

En primer lugar, la VTDF fue lo más duro! También el trazado del Enduro del verano es algo complicado y peligroso, por los pozos. Además, hemos tenido carreras muy duras en el circuito, peleando con otros pilotos en medio de pistas destruidas. A veces hay raspones, ampollas, moretones y los lugares más golpeados son los brazos, piernas y cintura. Incluso tuve rotura de ligamentos, dos manos fracturadas y aplastamiento de vértebra. Pero gracias a las protecciones adecuadas, la cosa no pasa a mayores.


¿Cómo es tu preparación y entrenamiento?

Mi profe y amigo Fabián Pérez nos prepara una rutina especial, que requiere buena resistencia física y no tanta fuerza. Después, es importante mantenerse arriba del cuatri para no perder el ritmo y cuidarse con las comidas. También practico ski alpino, ando a caballo y hago algo de fútbol. Estoy dedicando algunas horas al gimnasio y también a la hoja de ruta, para evitar un accidente por falta de conocimiento del trazado. En cuanto a la máquina, para el cuatri será su cuarta participación en la VTDF. El armado se hace en el taller de casa, donde mi hermano se encarga de todo. Principalmente, en el armado del motor, mientras yo colaboro con el resto.


¿La etapa clasificatoria de la VTDF cómo está dividida?

Las jornadas se dividen así: En el día 1, se hace un clasificatorio que generalmente es un trazado corto, donde se clasifica por categoría y luego se entremezclan todos los tiempos, desde el más rápido (sea moto o cuatri), hasta el más lento. Y así se genera el orden de largada para el día siguiente. En el día 2, acomodados según el clasificatorio, se largará desde Río Grande hacia Ushuaia. Y en el día 3, de Ushuaia a Río Grande.


¿Sabés cómo será el circuito a recorrer?

Básicamente se larga desde Río Grande, más o menos a la altura del puesto policial, por el costado de la Ruta 3, hasta Tolhuin. Allí se hace un parate como para cambiarse de ropa, recargar combustible o reparar algo en la máquina, si fuere necesario. Después se larga según el tiempo realizado hasta ese momento, ingresando hacia la reserva aborigen y se sale por el ingreso a Aguas Blancas, justo arriba de la Hostería del lago Fagnano. De ahí continuamos por el costado de la Ruta 3 hasta llegar a Petrel, donde empalmamos con el camino del gasoducto hasta llegar al puente del Río Olivia, donde finaliza.

¿Qué aconsejás para estas competiciones?

Una de las principales cosas es no desesperarse! La carrera es muy larga, hay que saber administrar el físico y también cuidar la máquina. En dos días de competencia con casi 400 km por recorrer, las cosas pueden cambiar de un momento a otro, ir ganando y perderla, o al revés! Así que lo que más resalto es ir concentrado y no perder la calma.


¿Cómo prosigue tu calendario deportivo?

Si bien la idea para este año es abandonar un poco, correré la VTDF, las carreras de nieve (que son muy divertidas) y algún que otro enduro dentro de la provincia. Además, hay una carrera en Chile muy linda (enduro cuesta del gallo), de dos etapas de 100 km cada una, en la cual participé en 2017 y a la que quisiera volver este año, como también darme el gusto de poder participar algunas fechas a nivel nacional.


¿Te gustaría heredar tu pasión por los cuatris?

Por supuesto! Me encantaría que mi hija llegue a competir y que lo pueda disfrutar tanto como yo, sinceramente. Con 3 años, Nika ya tiene su cuatri y le encanta! Aunque al mismo tiempo, sucede algo bastante especial, porque ella siempre quiere que papá vuelva con un trofeo para regalarle, así que eso a veces nos complica, jaja. Abrazo, chicos!


Por Jonatan Berrutti


© 2018 by CuartoCreativo