TALLER DE TERAPIA ASISTIDA CON PERROS

El Taller de Terapia Asistida con Perros (TAP), dependiente de la Secretaría de Políticas Sociales, Sanitarias y de Derechos Humanos de la Municipalidad de Ushuaia, surgió como propuesta hace tres años para trabajar con niños con autismo. Actualmente, cuenta con un consultorio y un espacio para realizar talleres terapéuticos, en donde participan casi sesenta niños junto a sus familias.

Ph. MGonzalez

"En el dispositivo de TAP no hay cargos sino funciones específicas, que cumplimos cada miembro del equipo", nos informaba la Psicoanalista Constanza Cano (43), quien lleva adelante la terapia individual de los niños asistentes. Al principio, se compartía el lugar de trabajo de ASDU en Andorra, y desde el año pasado el equipo recibió un espacio propio en el Barrio del Río Pipo, con un terreno bien cercado para poder trabajar con los perros.


¿Cuándo inicia el Taller de Terapia Asistida con Perros?

Comienza hace tres años, cuando presentamos con dos amigas (Anabela Rozas y Carolina Richieri) un proyecto que fusionaba de manera absolutamente armónica nuestras profesiones (psicología, trabajo social y veterinaria), nuestra vocación de servicio por el otro y nuestro amor por los animales. Este proyecto fue tomando fuerza y es lo que hoy se resume y conoce como TAP: Terapia Asistida con Perros, que cuenta con la participación de casi sesenta niños y sus familias, en todos sus talleres.


¿A qué personas está dirigido el espacio?

El dispositivo de TAP, inicialmente estaba dirigido a niños con autismo. Luego se amplió, dada la demanda, a niños con autismo y otros diagnósticos. Es un espacio psicoterapéutico, fundamentalmente, por lo que tenemos que estar convencidas de que el dispositivo favorecerá al niño por el que lo solicitan. Se realizan para eso algunas entrevistas de admisión para luego indicar o no, el comienzo de un tratamiento, siempre que el niño lo consienta. También recibimos derivaciones de diversos lugares y consultas espontáneas.


¿Cómo está conformado el equipo de trabajo?

La Lic. Anabella Rozas, es Trabajadora Social, y se ocupa de realizar las entrevistas de admisión a los distintos dispositivos, como así también hace de nexo entre las distintas instituciones y familias con las que trabajamos.


La Dra. Carolina Richieri, es Médica Veterinaria, y es quien lleva adelante el cuidado de la salud de nuestros cuatro perros de terapia (Pancha, Marta, Martín y Rubén). Es quien se ha contactado con nuestro actual adiestrador canino (Federico Martínez Represas) y quien lleva el seguimiento del adiestramiento de cada uno de los perros con los que trabajamos.


Las Profesoras Alicia Mansilla y Luciana Salas, se integraron al equipo el año pasado, y con mucha energía llevan adelante los distintos talleres que ofrecemos a los niños que concurren al dispositivo de TAP, como así también a los niños del Barrio del Río Pipo. Talleres de "Arte, Literatura y Juego”, de Cocina y de Apoyo Escolar, destinados en un comienzo a niños con autismo y psicosis en la infancia, fueron dando lugar a que hoy funcionen para todos los niños que quieran participar.


La Prof. Kika Mousse es responsable del Taller de Música. Es quien todos los lunes hace sonar, con su dulce voz y acento portugués, la guitarra que tan amablemente nos donó Sandra Mihanovich.


Por último, soy Constanza Cano, psicoanalista. Trabajo en consultorio de clínica con niños con autismo y psicosis desde hace ya más de 18 años y estoy hace un tiempo en la Municipalidad de Ushuaia con este proyecto. Soy quien lleva adelante la terapia individual de los niños que concurren.


¿Cuántos perros participan de las actividades?

Actualmente tenemos cuatro perros. Dos perras de terapia que ya están trabajando, que son Pancha, que tiene ocho años, es una perra de raza mestiza; y Marta, que tiene un año y medio, y es una Golden Retriever. Rubén, que recién tiene un año, y es un perro chiquito y mestizo, que lo incorporamos a propósito, por sugerencia de nuestra Veterinaria, ya que por su tamaño es más fácil de manipular por los chicos y más liviano para niños o adolescentes que tienen movilidad reducida. Finalmente, decidimos incorporar este año a Martín, que tiene 10 meses, un cachorro de Labrador Americano.

Ph. MGonzalez

¿Cómo vivieron el encuentro con Sandra Mihanovich, a quien dieron a conocer el taller?

Fue una experiencia muy gratificante. Sobre todo porque confirma que vamos por el camino correcto. Nuestro trabajo en muchos momentos es frustrante y desalentador porque los cambios no son ni rápidos ni como uno quisiera. Y que pese a todo, reconozca el trabajo que hacemos alguien absolutamente ajeno a nuestro entorno, pero con absoluta humildad y gran corazón como es Sandra Mihanovich, no deja de enorgullecernos. No podíamos tener más que sensaciones de agradecimiento, alegría, más ganas de seguir trabajando por este proyecto.


Por Jonatan Berrutti

© 2018 by CuartoCreativo