PASIÓN DE COLECCIÓN

Son amantes de lo antiguo, acumulan pasiones y decidieron mostrárselas a la comunidad. Para finalizar este 2020 realizaron una muestra que nos invitó a viajar al pasado a través de objetos que van desde billetes, películas, anime, botellas y un sinfín de cosas de este grupo llamado Club de coleccionistas de Ushuaia.

“La muestra se realizó en el Centro Cultural Nueva Argentina”, nos cuenta Marcos Tomas, uno de los organizadores. “Siempre es muy grato poder contar con estos espacios, considero que en su mayoría todos los que estamos en este mundo nos gusta mostrar las diferentes colecciones que tenemos y sobre todo preservar la historia, mantener vivos los sucesos de los elementos, que muchos consideran extintos, viejos o pasados de moda”. Marcos Tomas nació en Ushuaia hace treinta y ocho años; desde los ocho comenzó en el coleccionismo juntando billetes del mundo; en la actualidad se dedica a la notafilia argentina. Como hobby junta autos en diferentes escalas, por ejemplo, 1:43 y 1:64, apuntando a los autos de rally, de series y películas; también se dedicó a juntar patentes de épocas anteriores y algunas otras cosas de interés referidas a la historia de Tierra del Fuego.

Le propusimos que nos cuente un poco su historia por esta pasión… Desde que tengo uso de razón, me crie con esto del coleccionismo. Heredé esta pasión de mi viejo, Oscar Tomas, que colecciona monedas, un gran numismático argentino. Me llamaba la atención ver cada moneda con figuras diferentes, símbolos que no entendía y más aún saber de dónde eran. En ese momento no era como ahora, que uno se mete en internet y puede saber o adquirir algo con facilidad. Siempre me preguntaba cómo una moneda de un país tan lejano, como Egipto, Yugoslavia u otros, podía llegar a un lugar tan remoto como Ushuaia. El turismo fue de gran ayuda. Recuerdo a mi papá en el puerto de la ciudad intercambiando con los turistas monedas argentinas por la de sus países. A todo esto llegó el momento, siempre un numismático tiene un billete guardado, y es ahí donde comienza lo mío y mi fanatismo. Teniendo familiares en Buenos Aires viajábamos en verano, los domingos aprovechábamos para ir a parque Rivadavia, una plaza llena, pero llena de vendedores y coleccionistas de diferentes cosas: monedas, billetes, figuritas, revistas, y así, una lista larga. Llegábamos cerca de las diez de la mañana y nos íbamos a última hora. Era todo un acontecimiento adquirir nuevas piezas para la colección. Tengo grandes recuerdos de esas épocas.

Federico Alvado

Federico Alvado también es parte de esta organización y nos cuenta que es coleccionista, comerciante y un poco acumulador. Su pasión son los artículos oficiales de ‘Back to the future’, las consolas y computadoras desde 1970 a 1990, los autos a escala de Batman y Volkswagen Combi y artículos varios de los 80. ¿Cómo llegué a ser coleccionista? Siempre me gustó "chatarrear". De grande, con un hijo y un trabajo que acompaña el hobby, se me hizo más fácil. Exponer siempre es lindo. En general me gusta más interactuar con el público y el contexto nos dio esta posibilidad que fue genial.


Eduardo Trebuck es otro de los participantes que colecciona desde cuadros, copitas, antigüedades, botellitas mini, armas blancas…, en fin, múltiples colecciones. De pequeño mi abuela me regaló monedas de su viaje por Europa y ¡ese fue el disparador! Me gusta participar en estas muestras, siempre estoy predispuesto a mostrar mis colecciones.

Eduardo Trebuck

“La pasión se agranda a media que uno crece”, cuenta Marcos, y a la colección de monedas le siguió la de autos de carrera. “Con el nacimiento de mi primer hijo (19), empecé con el mundo de los autos a escala, cosa que no se termina más. Ya tengo casi prohibido el ingreso a jugueterías y a páginas web de ventas, pero sigo con la misma pasión que el primer día”, afirma.

placas-03.jpg
placas-02.jpg
placas_Mesa de trabajo 1.jpg