MARIANO TORRE" USHUAIA, MI PUNTO DE PARTIDA"

Actualizado: may 14

Nos encontramos en Nave Tierra, la casa autosustentable. El lugar, la tarde, Ushuaia toda estaba apacible y serena. Tan pronto finalizó la sesión de fotos, nos dirigimos con Mariano Torre a Yámana Bar. Allí nos sentamos en una mesa con una increíble vista a la bahía, a los cerros eternos. "Tengo un cariño especial a LAMUY, así que me siento muy honrado y bendecido por esta nota. Muchas gracias".

Ph. MGonzalez

Mariano es una estrella de la televisión, pero sin embargo no pierde su humildad y sencillez. Su currículum incluye series como Verano del 98, Enamorarte, Costumbres Argentinas, Los Roldán, Casados con Hijos y Casi Ángeles, entre otras. Además, brilla en el teatro ("Niní en el aire", su última obra), en cine y, siempre que los tiempos le cierren, también se presenta con su banda musical independiente.


Actor multifacético, reconocido y muy respetado en el medio, siempre fiel a sus valores. Junto a su compañera Elena Roger fueron ideólogos de Nave Tierra, la obra construida con materiales reciclados y naturales. Hoy, nos detenemos para oír al prolífico artista, papá de Bahía y de Risco, quien hace 20 años destaca en la televisión nacional, pero que sigue siendo fueguino, sigue siendo de acá.


¿Cómo te sentís al regresar a la ciudad?

Siempre es una sensación muy linda, porque para mí es un punto de partida de todo. Nací a pocas cuadras, en el Hospital Regional Ushuaia. Es un punto de partida de la vida, de mis afectos y donde aprendí absolutamente todo, desde cómo relacionarme con la gente, con el medio y la naturaleza. Esta ciudad me identifica, es mi lugar en el mundo y mi cargador de baterías. Cuando vuelvo, es un viaje derecho a lo más inocente de mí y eso es glorioso. Además, vine porque me han hecho un regalazo enorme, que fue ser uno de los 13 relevistas que portaron la antorcha de los Juegos Olímpicos de la Juventud. Una caricia al alma.


¿En qué proyectos estás trabajando?

Ahora estoy haciendo "Niní en el aire", una obra maravillosamente hermosa, donde la gente la pasa genial, junto a Jorgelina Aruzzi y Pablo Marcovsky. Si bien terminamos a fines de noviembre, la idea es retomar el año que viene. Después, continúo con mi banda de manera independiente, generando temas, grabaciones y buscando fechas. Además, también he recibido muchas invitaciones a festivales de cine, tanto como jurado y padrino. Por cierto, al estar con una pareja que también viaja mucho, siempre coordinamos en alternarnos los trabajos y ser pierna del otro, para estar atentos a los chicos. Ser padre es el mejor laburo del mundo.


¿Cuándo surge la propuesta de Nave Tierra?

Nave Tierra empieza a surgir a los seis años, cuando veo un programa de Michael Reynolds, un señor que construía con botellas en "Ripley, ¡aunque usted no lo crea!". Después, también crecí con una madre asistente social y un padre que trabajaba en Turismo. Desde entonces, el ambiente para mí siempre fue muy importante. Cuando era chico, por mi casa pasaban vacas y salir a jugar afuera era salir a la naturaleza, hacer una balsa con un pedazo de telgopor de la fábrica y meterme en la laguna. Por eso, siempre estuvo latente en mí el cuidar y valorar el medio ambiente.


Ph. MGonzalez

¿Cómo seguiste esa búsqueda al emigrar al norte?

Después que me fui a estudiar a Buenos Aires y empecé a tener una voz propia a nivel nacional, me di cuenta que debía devolverle a Ushuaia algo de todo lo que me había dado. En 2010, mientras buscábamos cómo hacer nuestra casa junto con Elena, redescubro el trabajo de Michael Reynolds y ese fue el puntapié inicial. Decidí contactarme con él por mail, y fue un tiro por elevación a ver qué sucedía. El resto fue un tobogán de "sí, okey, allá vamos, lo hacemos". Era como plantar una semilla. Así, fuimos pioneros en hacer la primera Nave Tierra en el Fin del Mundo. Después, todo se empezó a hacer más común en la opinión pública.


Ph. MGonzalez

¿Han aplicado esa ingeniería en Buenos Aires?

Nosotros estamos terminando la primera casa en el mundo en ser autosustentable, construida en barro en una gran ciudad como es Capital Federal, entre medianeras, con la tecnología que aprendimos en Nave Tierra. La ingeniería aplicada es sumamente eficiente y genera todos los recursos que necesitamos para subsistir. Tenemos agua gratis que viene de la lluvia, potabilización y reutilización de tres circuitos diferentes, lo cual genera comida. Disponemos de calefacción, agua caliente e iluminación solar. La basura la tiramos dentro del transformador de residuos y eso genera gas gratis. De hecho, dejamos de gastar en electricidad y en gas.


¿Cuándo estimás poder regresar al sur?

Por ahí regreso en un viaje relámpago, para una causa que me interesa apoyar. Se está trabajando en la ley de cine, la cual tratará de promover la industria cinematográfica en nuestra ciudad. Me parece que tenemos mucho para contar y mucho escenario para destacar. "El Renacido", por ejemplo, se terminó filmando en Ushuaia. Tenemos un potencial gigante, acompañar eso me parece importantísimo y me siento muy bendecido de que me hayan convocado para apoyarles. Así que, si Dios quiere, seguro dentro de poco estaré viniendo por acá nuevamente.


Por Jonatan Berrutti



© 2018 by CuartoCreativo