LA BANDA DE JUGUETE

Actualizado: may 14

Ellos no solo hacen cantar y bailar a los más bajitos de la ciudad sino que, además, les enseñan a través de la alegría y la diversión un valor fundamental: la solidaridad. Su creador, el Prof. Gabriel D’Annuncio, nos cuenta sobre este proyecto, cómo surgió y mucho más.




¿Cómo nació la idea de la Banda de Juguete?

Soy profesor de Educación Física y Música en un jardín de infantes, donde tuve la idea de organizar una peña musical como cierre del año. Para eso envié una nota en el cuaderno de comunicados a todos los padres de las salas en las que doy música para preguntar quién sabía tocar algún instrumento. A la semana me contestaron seis. A partir de ese momento empecé a organizar la banda. Tuvimos un ensayo previo con un repertorio de cinco temas y, finalmente, el 18 de septiembre tocamos en la peña musical del jardín en la que también hubo una banda invitada del Polivalente de Arte.


¿Podrás contarnos cuándo comenzó este proyecto?

Desde entonces los padres se entusiasmaron y me pidieron seguir ensayando para tocar en el jardín o en alguna otra institución que nos quisiera escuchar. Al poco tiempo trasladé esa información a los directivos y me dijeron que era una linda idea la de tener una banda musical integrada solamente por familiares de los niños.


¿Quiénes integran la banda?

Alejandro Ponce, charango, (abuelo); Augusto Maspero, bajo (padre); Leonardo Palmieri, primera guitarra, (padre); Sebastián Quinteros, segunda guitarra (padre); Damián Ortube, batería, (padre); Juan Etcheves, percusión, (padre); Gabriel D’Annuncio, voz y guitarra, (profe).


¿A qué público está destinada su música?

La banda hace música infantil moderna. El objetivo es participar en distintos eventos organizados por fundaciones, instituciones privadas o públicas, con la intención de generar un momento diferente, humano y sano, para el entretenimiento, que despierte alegrías en todos los niños de hasta los 12 años.


¿Qué se siente al cantar para los niños?

Es algo muy especial. Cuando canto veo caras de asombro, sonrisas. Unos niños que se conocen todos los temas, otros que saltan y bailan. Ellos nos dan energía para seguir ensayando y que esto sea cada vez más popular y reconocido por la sociedad fueguina. Los padres sienten, en cambio, algo más profundo y sensible porque conocen el sentimiento de los demás niños ya que lo viven con los suyos en el día a día. Todo eso nos incentiva para mejorar la banda y tocar en todos los lugares posibles.


¿Ya se han presentado en público?

Sí, en primer lugar tocamos en el jardín Krakeyen, donde se gestó este proyecto; luego en el Centro de Asistencia Familiar, también en el merendero Copa de Leche, en la Feria medieval de la fundación NEP, en el programa Del otro lado de Radio Nacional en su sección de bandas recomendadas y en el Yámana Bar. A este evento lo organizamos nosotros, hicimos una colecta de juguetes y los donamos al Merendero.


¿Cómo fueron todas esas experiencias?

Fueron únicas. Nos ayudaron a darnos cuenta de que para mejorar como banda hay que tener una buena organización y un fin común. Ese objetivo es tocar para niños con la intención de colaborar y hacer beneficencia (colectas, donaciones, etc.).


Por último, ¿qué expectativas tienen para este año?

Nos encantaría seguir tocando para los niños de instituciones públicas y privadas, ni hablar si es para hacer beneficios. Ahí estaremos contentos de participar.


Fanpage


© 2018 by CuartoCreativo