ENTRE MURALES Y ESCENOGRAFIAS

Santi Solguin es un artista local que ha sabido desarrollarse por afuera de lo establecido en el mundo cultural, ha viajado por el mundo, ha vuelto. Aquí te lo presentamos para que descubras el mágico mundo de Solguin.

© MGonzalez

¿Cómo te presentarías?

Como artista nómada. Nacido en Tierra del Fuego, ciudadano del mundo. En búsqueda de lo desconocido, me inclino por las artes visuales, pero incorporo siempre nuevas herramientas para expresar mis universos, vivencias y experiencias.


¿Qué cosas de la ciudad te acercaron para emprender este camino del arte?

Ushuaia tiene la particularidad de regalarnos paisajes de ensueño, amaneceres y atardeceres increíbles, el mar y sus universos submarinos, montañas que se dejan visitar, lagunas, fauna silvestre. La naturaleza, sin lugar a dudas, me marcó para emprender el camino al arte. Aun así, es en la ciudad donde vuelco mi arte, y siento que necesita de la intervención de los vecinos para poder estar en armonía con el entorno en que vivimos. Hay gente que arregla plazas; otros, plantan árboles; yo, pinto.

© Gaby Sais

¿En qué proyecto estás trabajando actualmente?

Actualmente estoy volviendo al punto de partida, buscar pintura, amigos y salir a la calle. Pero tengo intenciones de armar un espacio público para que las nuevas generaciones entrenen y aprendan expresando sus talentos sin la necesidad de ‘encajar’ con el estereotipo de arte actual. Hay una realidad, y es que si hoy agarran a un pibe pintando en la calle está todo mal, pero tampoco tienen una opción o espacio donde expresarse.


¿Se puede sobrevivir como artista por afuera del Estado o del establishment cultural?

Sí, es posible, se puede, pero no siempre vas a poder hacer solo lo que te gusta, a veces toca pintar un cartel para una casa de comida, es parte de la movida de ser independiente. En mi caso hace un tiempo que vengo viajando y a cada lugar que voy intento vivir solo de mi arte, por lo cual también incorporo nuevas herramientas de expresión artística. Ya hace tres años que pasé del plano de la pared y el color a la construcción de instalaciones en tres dimensiones. Eso me abrió un mundo nuevo también en el aspecto laboral.


Contanos sobre algunos proyectos que te hayan gustado mucho en los que has trabajado.

Definitivamente trabajar en festivales de música es lo que más me gusta. Trabajo haciendo los escenarios o instalaciones artísticas en lugares increíbles como el primer festival al que fui, justo al otro lado del mundo, al norte de Noruega, el Midnightsun festival, u Ozora en Hungría, donde la puesta artística es de alto nivel internacional. Esas experiencias me marcaron y me abrieron mucho la cabeza a la hora de pensar en arte. El arte como herramienta de transformación social.


¿Dónde podemos ver tu obra?

Se pueden ver algunos de mis trabajos en instagram y en facebook. Tengo una página también. Y en las calles de Ushuaia seguramente se crucen con algún dibujo mío.

© 2018 by CuartoCreativo