ENTRE MONTAÑAS

Azul Chávez es una ushuaiense de 19 años que practica snowboard de forma profesional y nos representó en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Actualmente divide su tiempo entre el deporte y sus estudios de medicina. Pasión y disciplina para una amante de la adrenalina.

Foto Marcos Soto, FOTiar

Contanos un poco de tu historia sobre la tabla…

Empecé desde muy chica, alrededor de los 6 años fue la primera vez que me subí a una tabla, me enseñaron mis papás; luego, más grande, entré a la escuela del Cerro Castor por un año; después me pasé al Club Andino donde empecé a competir y a viajar a partir de los 12/13 años.

Foto Marcos Soto, FOTiar

¿Qué es lo que más disfrutás del snowboard?

Lo que más disfruto del snowboard es poder andar con mis amigos, divertirme y pasar horas en la montaña haciendo bajadas que es lo que más me apasiona. Más allá de las competencias, disfruto mucho de conocer nuevos lugares y a personas que les gusta este deporte tanto como a mí.


¿Cómo es el entrenamiento para lograr un buen rendimiento?

El entrenamiento que vengo realizando todos estos años desde que decidí dedicarme a este deporte de una manera más profesional es, claramente, un buen entrenamiento en montaña. Más en el caso de mi disciplina, que es slopestyle, necesito practicar en el parque donde hay saltos y barandas, también lo complemento con tres días de gimnasio a la semana y la doble temporada en el exterior.


¿Cómo fue la participación en los Juegos Olímpicos de la Juventud?

La verdad es que fue una de las mejores experiencias que viví. Estoy muy orgullosa de haber llegado hasta esa instancia y también poderla compartir con mis amigos. Fue una semana muy acelerada, teníamos eventos todos los días, nos levantábamos a las 4 de la mañana para llegar a las competencias, intentamos realizar todas las actividades que nos proponían, y fue una locura, de verdad.

¿Cuáles han sido tus mayores desafíos y cuáles tus mejores montañas?

Creo que mi mayor desafío fue perder el miedo, en nuestro deporte es algo que juega muy en contra y tuve que aprender a manejarlo para poder progresar. Y las mejores montañas fueron Livigno, en Italia; Mammoth, California y LAAX, Suiza.


¿Dónde practicás y quiénes te apoyan en el deporte?

Practico en el Cerro Castor y siempre me apoyó mi familia que, desde muy chica, fueron los primeros en alentarme a seguir adelante.

Foto Marcos Soto, FOTiar

¿Qué objetivos tenés a futuro?

En un futuro próximo espero que podamos generar plazas para los Juegos Olímpicos Beijing 2022 y, claramente, participar; también seguir entrenando, porque estoy estudiando medicina, para continuar progresando en este deporte.

Foto Marcos Soto, FOTiar

Entradas Recientes

Ver todo
placas-04.jpg
placas_Mesa de trabajo 1.jpg
placas-03.jpg