DISEÑO, MODA Y CIRCULARIDAD

García Bello es una marca de ropa ubicada en los Países Bajos, que se linkea con Tierra del Fuego de la mano de Juliana, su creadora, nacida y criada en Río Grande. Una diseñadora que, apañada por su abuela, hizo su primera colección y ahora recorre el mundo de la moda internacional con la impronta de su isla natal, Tierra del Fuego.

Presentate, por favor…

Soy Juliana García Bello, nacida y criada en Río Grande, estudié en la Comercio 1. Luego, me fui a estudiar a la Universidad de Buenos Aires la carrera de Diseño de Indumentaria y Textil. En el 2017 egresé de la universidad y emprendí mi marca. Actualmente, vivo en Harne en los Países Bajos.


Contanos sobre tus inicios en el diseño en Río Grande…

En Río Grande, mi conexión con la moda o con la ropa, generalmente, era desde un lugar más funcional. Me gusta mucho la ropa de montaña, también la ropa de autor, y mi encuentro con el diseño siempre fue desde ese lugar. También mi mamá sumó, que me enseñó a trabajar con las manos; ella es maestra mayor de obra, así que de ahí adquirí un poco la creatividad manual.

¿Qué cosas de la isla te inspiraron para la creación?

Me inspiran muchísimas cosas de Tierra del Fuego, sobre todo porque creo que la niñez te marca un montón, y mi inspiración constante viene de ahí. Por otro lado, me interesa mucho la parte urbanística, la construcción de Río Grande me encanta, el paisaje, los colores, y también la forma en que las personas se relacionan en la ciudad y cómo esos vínculos son transformadores.


Presentaste una colección que diseñaste con tu abuela…

Los diseños en los que trabajé con mi abuela Dora son los del inicio. En esa colección trabajamos juntas, tanto en la deconstrucción de prendas como también en el diseño de la colección, y ese fue el disparador para usarlo como metodología de trabajo en futuras propuestas.

Proponés una marca sustentable ¿de qué se trata?

García Bello es una marca que busca la sustentabilidad dentro de los procesos de producción y dentro del sistema económico y productivo. Somos una marca que trabaja con prendas en desuso, que nos donan o que están fuera de circulación por algún motivo; entonces, con ellas desarrollamos formas de cortar y desarmar las prendas para construir nuevas.


¿Qué es lo primero que hacés cuando regresas a Río Grande?

Lo primero que hago es ir a la casa de mamá; luego, voy a la playa, a cruzar el puente y caminar por el Austral. Esos son los paseos obligados del primer día cuando estoy de regreso en la ciudad.

¿Cómo te imaginás que sigue este camino que has comenzado?

Como marca esperamos seguir creciendo y desarrollando nuestro trabajo para que otros puedan trabajar desde la circularidad y producir productos circulares. También hacer crecer nuestro capital humano y poder llegar a Argentina, ¡claro! Yo, como Juliana, separada de la marca, no suelo pensar muy a largo plazo, voy viendo lo que siento en el momento, así que espero que todo vaya bien para pronto pasear un rato por Río Grande.

Entradas Recientes

Ver todo
placas-04.jpg
placas_Mesa de trabajo 1.jpg
placas-03.jpg