DISEÑO CON SELLO FUEGUINO

El pasado mes se llevó adelante, en instalaciones de la Casa Histórica de la Asociación Rural de Tierra del Fuego, el desfile “RG Semana de la Moda”. Allí, se presentaron dos grandes diseñadoras de la Provincia: Juliana García Bello y Carla Andrea Escalera, quienes presentaron sus colecciones por primera vez en su ciudad natal. Es por ello que, en exclusiva para Lamuy, pudimos hablar con ellas para que nos cuenten cómo vivieron tan importante evento.


¿Cómo fueron tus comienzos en el mundo de la moda?

J.G.B.: Cuando terminé mis estudios universitarios en FADU, quedé seleccionada para participar del semillero UBA. En ese momento, el INTI era parte del jurado. Ellos estaban muy interesados en mi colección “Bosque sagrado” que estaba inspirada en Tierra del Fuego. Pasaron algunos meses y me llamaron para representar a mi provincia en BAFWEEK, Pasarela Observatorio de Tendencias INTI. Ahí inicié mi carrera.


¿Cómo viviste la experiencia? ¿Lo imaginabas de pequeña?

J.G.B.: Lo que más me gusta de la moda es la generación de discurso, la poesía que existe a la hora de realizar una colección. Pensar el concepto, las prendas, el sonido, la forma de caminar de las modelos. Lo pienso como una narración que llegó a ser libro. Eso es algo que me da curiosidad desde muy pequeña.


¿Primero comenzaste diseñando indumentaria y después joyas o juntas?

J.G.B.: Durante mi carrera de indumentaria, curse la Cátedra Kweitel Kohon – Diseño de Accesorios. Ahí descubrí un lugar para crear que salía del textil y se acercaba al cuerpo de una manera diferente, joyería contemporánea. En mi tesis esos dos conocimientos se desarrollaban en conjunto.


Actualmente, ¿seguís haciendo estas dos actividades?

J.G.B.: Sí, siempre me gusta mezclar varias disciplinas.


¿Siempre te inspirás en tus raíces sureñas, podemos decir que es tu sello personal?

J.G.B.: Cuando hablo de la identidad de mi discurso, hacen hincapié en la relación con mi lugar de origen. A la hora de pensar un concepto pienso en las sensaciones más profundas que alguien puede sentir, como un niño conociendo el mundo. Creo que haber nacido en Río Grande motiva a crear conceptos desde ahí.


¿Cómo definirías a Juliana García Bello?

J.G.B.: Me costó mucho definirme, cuando me preguntaban qué hacía, a qué me dedicaba, nunca sabía qué responder. Actualmente me defino como García Bello, artista, diseñadora, joyera. Me gusta hacer miles de cosas más allá de lo que se piensa de la moda, investigar, sacar fotos, pintar, escribir, imaginar un edificio, una escultura. El arte me da la libertad que necesitaba.


¿Dónde se pueden ver tus diseños? ¿Cuáles son tus próximas presentaciones?

J.G.B.: Me gustan las redes sociales, así que pueden seguirme en cualquiera de ellas. Aunque diseñé mi propia página web donde, con orden, se puede leer cada trabajo en su particularidad (Garciabello.com.ar). Recién termino de presentar mi colección DORA DUBA en BAFWEEK, Pasarela de ModaBA. También estoy participando de una exposición en el Centro Cultural Recoleta, con el colectivo de artistas Proyecto 8. Pensando mi próximo desfile y preparando mi próxima muestra para el London College of Fashion – Fashion Artefacts.


Siendo las dos de Río Grande no puedo dejar de preguntarles si ya se conocían o se cruzaron de casualidad.

J.G.B.: Nos conocimos en Buenos Aires, por las redes sociales. Alguien me preguntó un día si conocía a esta chica, y me enamoré de su trabajo, vivía en La Plata y yo también. Empezamos tomando unos mates y nos hicimos amigas.


¿Cómo es encontrarse con una colega de la misma ciudad en eventos tan importantes del nivel nacional?

J.G.B.: A mí me emociona hasta las lágrimas cuando veo algún fueguino honrando nuestro lugar. Con Carla nos abrazamos cada vez que nos cruzamos, doy las gracias de tener colegas tan talentosos.


Este mes estarán presentando su trabajo en su ciudad natal, ¿cómo se preparan?, ¿están entusiasmadas?

J.G.B.: Muchísimos nervios, porque nos tomamos nuestra profesión con respeto y amor. Queremos hacer algo hermoso, como un regalo a nuestra ciudad. Pensar este tipo de eventos, es gigante, mucha cabeza, cuerpo y trabajo en equipo.


Carla, ¿cómo ingresaste al mundo de la moda?

C.A.: Difícil ubicar tiempo-espacialmente “inicio”, porque sin querer sonar romántica creo que es algo que siempre estuvo implícito en mí. Mi abuela materna, mi abuela paterna, mis tías maternas, mis tías paternas, mi mamá, mi prima mayor (y puedo seguir) todas han desarrollado en mayor o menor medida diferentes actividades del rubro textil, de venta directa, de trabajo tercerizado, en serie, a pedido, lo que imagines. En mi hogar siempre se trabajó con las manos (de manera artesanal) y por amor al oficio, ahí terminó de decantar, así que si me preguntan cómo me inicié en el mundo de la moda no hago más que remitirme a mis raíces y tal vez contar que empecé cosiendo manoplas de cocina y cortinas a mano, que me encantó tanto que seguí con algún que otro (muchos) vestido, y luego decidí anotarme en la carrera de diseño de indumentaria en la Escuela Argentina de Moda.

Sabemos que tus colecciones se destacan por tener diseños de materiales sustentables, ¿cómo surgió esa idea?, ¿son diseños que se podrán mantener en el tiempo?

C.A.: Desde que comencé a elaborar mi proyecto de tesis supe que quería trabajar con materiales nobles (fibras naturales) por el tacto que tienen. Soy una persona de una piel extremadamente sensible que no encuentra en el mercado local productos que reúnan diseño y nobleza textil. Me interesaba poder intervenir esos textiles con procesos artesanales porque me gusta sentirlos en mis manos, trabajar de manera lenta, ver cómo evoluciona un color, modificarlo. Mi diferenciación textil recae justamente aquí, en el teñido con tintes naturales (cáscaras de cebolla, cortezas y hojas de árboles, flores, frutos, etc.), sin utilizar químicos que comprometan no solo los textiles y el contacto con nuestra piel, sino también la huella hídrica que dejan los desechos tintóreos al ser descartados. No puedo decir que mi materia prima es 100% sustentable, pero reciclo algodón de fábricas sabaneras de nuestra industria fueguina, reutilizo materiales tintóreos de desecho y, adquiero fibras de algodón de origen natural para trabajarlas.


Sabemos que el año pasado ganaste en un concurso de gran importancia en Latinoamérica, ¿cómo fue esa experiencia?

C.A.: Hermosa. El premio fue una beca de estudio en una plataforma internacional llamada Slow Fashion Next, me lo otorgó MOLA (moda latinoamericana) en ciudad de Montevideo, y fuera de lo inmensamente agradecida que estoy por el reconocimiento que me han brindado, lo enriquecedor de esta experiencia estuvo en compartir día a día con colegas latinoamericanos, conocer sus proyectos y formas de trabajo tan o cuan similares a las de uno, intercambiar ese conocimiento y generar lazos para seguir enriqueciendo nuestra labor diaria. Realmente ha resultado muy inspirador, más allá del premio obtenido, me quedo con los lazos generados y con ganas de volver a formar parte de una plataforma de moda sostenible internacional.


Si tuvieras que describir a Carla Andrea Escalera ¿cómo lo harías?

C.A.: Carla persona es noble y transparente como su trabajo, pero por sobre todo, sincera. Artesana por naturaleza y amante de esta. Vive en un 2x2 sin balcón y con un ventanal que da a una pared, pero tiene setenta especies de plantas diferentes en su casa. Emprendedora y soñadora.


Por último, y agradeciéndote por este tiempo, ¿dónde se pueden ver tus diseños?

C.A.: Mi marca se llama CARLA ANDREA, pueden encontrar mis productos en tienda on line www.carlaandrea.com.ar, también coordinar citas para acercarse a mi taller, por Instagram y Facebook, o en locales de diseño de autor ubicados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.


Fotos: Nicolás Velásquez. Mateo Escudero. Moisés Ramos. Manu Tovani. Firu borda. Walter Sanchez. Gon Valenzuela.

© 2018 by CuartoCreativo