CON SABOR A MUJER

Claro que si leemos el título, rápidamente se nos viene a la cabeza una mujer, una mujer que hizo y aún sigue haciendo mucho por nuestra ciudad. Ella es la señora Mirta Kaszuba, quien logró que su voz se vuelva una tradición en esta comunidad porque en cada acto o evento ella siempre está. Por eso, en este día tan especial para nosotras, las invitamos a conocerla.


Nos gustaría que nos cuentes brevemente cómo fueron tus inicios en los medios de comunicación.

M. K.: Era muy jovencita, tendría veinticuatro años. Realmente yo no soy periodista de profesión, soy profesora de gimnasia. Luego comencé a incursionar en los medios estudiando la carrera, pero no la terminé porque fui mamá. Sin embargo empecé a muy temprana edad con la periodista Mirna De la Llosa leyendo los cables de Télam y trabajando en la Secretaría de Comunicación, posteriormente en el noticiero, donde una de las primeras actividades que me tocó realizar fue la cobertura de la Cumbre del Mercosur en Ushuaia por el año 90 y pico. Fue la cumbre de presidentes, hice entrevistas, precisamente a Nelson Mandela. De esa manera comencé mi actividad en los medios, con la prensa informativa y haciendo presentaciones en programas de gimnasia.


¿Cómo viviste esa primera experiencia siendo mujer?

M. K.: La verdad que muy bien. Se me abrieron muchas puertas en ese momento. Nos trataba bien la prensa masculina, los compañeros, productores, camarógrafos, nos daban el lugar que teníamos las mujeres, creo que como ahora, a veces cuesta mucho, pero la verdad que mis inicios fueron muy buenos y he tenido lindas vivencias con mis compañeros y compañeras de trabajo. Lo cierto es que fue una experiencia muy muy buena la de incursionar en los medios, siendo que venía de trabajar con mujeres, porque no te olvides que la actividad física en ese momento era estar al frente de gimnasios para mujeres básicamente. Siempre me sentí muy respetada en el ámbito laboral.


Sabemos de tu larga trayectoria en los medios televisivos, radiales, etc. de la ciudad, ¿cuál de todos esos roles te gustó y disfrutaste más?

M. K.: Con respecto a los roles, me gustó la conducción de los desfiles, la de los actos oficiales, ya que fui durante veinte años locutora oficial y eso me gustó mucho por lo que no descarto volver algún día porque me encanta el protocolo y todo lo relacionado con ese tema. Creo que cada cosa que hice la disfruté al máximo. Por ejemplo, cuando realicé los programas de moda, los de salud también, y obviamente, lo que más disfruté fue la conducción del noticiero.


También sabemos que desde hace muchos años llevás adelante la conducción del tradicional desfile del cumpleaños de nuestra ciudad, ¿sos consciente de que tu voz es conocida por varias generaciones?

M. K.: La conducción de los desfiles del 12 de Octubre es una pasión, creo que nada de lo que he hecho lo tomé como un trabajo porque lo disfruté, me gustaba hacerlo. Siempre fui con mucha producción encima y no me refiero a lo estético solamente sino con producción interna, con muchas ganas, mucha energía, con potencial. El desfile del 12 de Octubre sigue siendo una pasión, lo hice durante veintiún años. Ese legado me lo dejó Susana Febroni, a quien quise mucho, y si hoy me lo volvieran a proponer por supuesto que lo haría, porque es una gran gran pasión.


¿Cómo llevás esa exposición?

M. K.: En cuanto a la exposición creo que está bueno, es relindo que la gente te diga “Yo escuché esa voz en algún lugar” y la asocian con el desfile del 12 de Octubre, el aniversario de la ciudad, con los desfiles de moda y eventos solidarios, porque esta profesión te permite hacer muchas actividades solidarias. Ser un poco más conocida que otras personas te permite hacer actos solidarios silenciosos, y cuando relacionan la voz, la verdad, es un placer.


Actualmente te encontrás trabajando, ¿qué proyectos sentís que aún te quedan pendientes?

M. K.: Todos los proyectos me gustaron mucho: el programa de moda, el de salud, los del Canal que me han ofrecido, los de gimnasia. Como pendiente tal vez terminaría mi carrera con un programa de entretenimiento de juegos y canciones, donde participe la gente. Eso me gusta mucho, así que no descartaría un programa de entretenimiento.


¿Qué mensaje dejarías a todas las mujeres fueguinas que están leyendo esta nota?

M. K.: Para las mujeres de mi generación, que son las de más de cuarenta o cincuenta en adelante, que disfruten cada cosa que hacen, que vayan con potencial, con energía con ganas de hacer las cosas. Se nota mucho cuando uno hace las cosas con ganas y pasión a cuando las hace solamente por lo que le vaya a redituar económicamente. Creo que lo que más tenemos que hacer es ponerle pasión a todo lo que hacemos. Si son mamás, ponerle pasión, cuidar de sus hijos, estar pendientes de ellos porque eso es muy lindo y es el mejor regalo que podemos tener. Con respecto a la profesión, lo mismo, poner mucho amor, no tomárselo como un trabajo, a veces se tiene la posibilidad de trabajar para lo que una se preparó y que le gusta, y otras veces no, hay que hacerlo por una cuestión económica, igual hay que ir con la mejor energía y onda, porque creo es parte de nuestra vida. Está bueno trabajar, ejercer el oficio, la profesión o lo que una haya elegido. Es muy lindo tener algo para hacer y dejar el camino preparado para las personas que vienen detrás.


Ya concluyendo, ¿qué significa Ushuaia para vos?

M. K.: Para mí significa mucho. Yo vine a Ushuaia cuando tenía catorce años, era muy chiquita. Comencé a hacer deportes para tener amigos porque era pleno enero, para tener un grupo con el cual compartir. Creo que ahí nació el interés por la carrera de gimnasia. Y para mí significa todo, son treinta y pico de años acá. Vine con mi papá y mi mamá. Mi papá hizo muchos cimientos en la ciudad, por cada lugar que paso en Ushuaia hay algo hecho por las manos de mi padre. Tengo a mi familia, mi hermano, mi cuñada, mis sobrinas, mi gran amor, mi hijo que es fueguino, mi madre que me acompaña a todas partes. Creo que significa todo. Yo le digo a la gente que lea esta nota que si quieren elegir un lugar para vivir tranquilos, formar una familia, para gozar de la naturaleza y de las cosas lindas, Ushuaia es el mejor lugar del mundo.


Por último y agradeciéndote por tu tiempo, ¿qué sentido le das al Día Internacional de la Mujer?

M. K.: Te agradezco a vos, Fernanda, por haber propuesto mi nombre, creo que me queda un poco grande todo esto, pero también creo que cada mujer debe tener su homenaje en este día, que no es de celebración, sino de conmemoración para todas aquellas mujeres que precisamente perdieron la vida por nosotras. Por todas las que hoy podemos contar su historia y nuestra historia. Así que, el sentimiento del Día de la Mujer es muy fuerte porque todos sabemos, e insisto, no es para celebrar sino para conmemorar. Y en cada trabajo que nos toca en la vida como madre, como esposa, como mujer que se dedica a un oficio, se debe poner el alma, hacerlo con amor y dedicación. Para mí, el Día Internacional de la Mujer significa un poco esto, el sentido que tenemos que encontrarle a la vida, a las cosas que hacemos, basadas en la pasión, el amor y la construcción. Desde ya agradezco por este espacio a todo el equipo de La Muy.


Por Fernanda Tavarone

© 2018 by CuartoCreativo