AVENTURA FAMILIAR EN BICICLETA

Nicolás Easdale (40 / Diseñador Industrial) y Claudia Duarte (39 / Bióloga) son una joven pareja oriunda de Córdoba, radicada hace doce años en Ushuaia. Aquí, ambos se desempeñan como docentes en la Universidad Nacional de TDF y tienen dos hijos: Ciro (4) y Amelie (11 meses). Hace dos años, tras un encuentro con ciclistas europeos, surge en ellos la idea de poder realizar un viaje familiar en bicicleta.


En enero de 2017, luego de superar distintos obstáculos preliminares, finalmente iniciaron la odisea por la Carretera Austral. Entusiasmados y decididos, partieron desde Bariloche y finalizaron su peregrinaje en El Bolsón, tras 40 días y 914 kilómetros de recorrido por Argentina y Chile. "Nos sorprendimos cruzando selva, mar, ríos, fiordos y lagos. También vimos volcanes, glaciares y paisajes increíbles".


Esa inolvidable aventura, colmada de recuerdos y postales, alentó el férreo deseo de poder emprender futuros viajes. "Nuestra intención es salir en 2019 y ya estamos acondicionando las bicicletas y el equipo". Entre las opciones barajadas se postulan destinos como Canadá, Nueva Zelanda y Europa. Y por cierto, con una nueva integrante en la familia. Al respecto, hablamos con nuestros amigos viajeros.


¿Cuándo surgió la idea de emprender el viaje?

En el 2016 nos encontramos con unos ciclistas europeos que recorrían el mundo y en una charla en la que mostraban sus aventuras, nos ilusionamos con la idea de hacer lo mismo. Era la posibilidad de juntar la pasión por la bici y el deseo de viajar en familia. En ese momento nuestro primer hijo, Ciro, tenía 2 años. Al principio tuvimos dudas y miedos, y por supuesto, no faltaban comentarios del tipo “Están locos” o “¿Por qué no se van en auto?". Pero no les hicimos caso.

¿Cómo se organizaron y eligieron la carretera?

Empezamos a investigar y buscar otras familias que hicieran lo mismo. Nuestros referentes fueron dos familias europeas, a las que les escribimos preguntando sobre el equipo necesario y sobre todo, por el carrito para llevar a Ciro. Ahí nos dimos cuenta que en Argentina hay poca información y equipamiento para cicloturismo, así que varias cosas las compramos afuera y otras las hicimos nosotros. Elegimos la Carretera Austral porque está catalogada como una de las mejores rutas del mundo. El paisaje es imponente y además, algo muy importante, no hay tránsito peligroso.


¿Qué recorrido hicieron? ¿Hubo contratiempos?

Salimos desde Bariloche y cruzamos la cordillera hacia Chile por el paso Perez Rosales. Allí, se sumaron mi hermano y mi hermana con su novio y salimos todos juntos hacia Peulla. De ahí a Puerto Varas y Puerto Montt, donde comienza la Carretera Austral. El recorrido fue cambiando a medida que nos encontrábamos en situaciones inesperadas, como un temporal de lluvia, un volcán que amenazó con hacer erupción y un sismo que destruyó parte de la ruta y generó alerta de tsunami. Luego, avanzamos hasta Villa Santa Lucía, donde decidimos cruzar la cordillera hacia Argentina por el paso Futaleufú. Desde ahí subimos por el Parque Los Alerces hasta El Bolsón, completando un total de 914 km.


¿Cuál es el próximo destino que proyectan?

Nuestra intención para el próximo viaje es conocer nuevas culturas. Considerando la logística que implica el traslado de la familia y equipamiento necesario, las opciones son Nueva Zelanda, The Great Trail en Canadá o algún tramo del EuroVelo, en Europa. En el primer viaje sólo éramos tres, pero ahora el desafío será aún mayor con la nueva integrante de la familia, Amelie. Nuestra intención es salir en 2019 y ya nos estamos preparando para eso. Actualmente estamos acondicionando las bicicletas y el equipo. Ahora nos tocará remolcar dos carritos!


¿Qué recomendarían para incentivar esta actividad?

- El primer desafío en Ushuaia es superar el clima. Hay que animarse a salir! Ir al trabajo, o hacer pequeños mandados, nos pone en sintonía de a poco. Luego, se puede sumar distancia y participar de salidas grupales.

- Los niños encuentran el gusto por la bici desde chiquitos, más si ven a sus padres o hermanos mayores, enseguida lo toman como una diversión, que además es muy saludable.

- Muchos piensan que para hacer una travesía en bici es necesario estar muy entrenado y en realidad no es tan así. Lo más importante es tener la mente preparada y dispuesta.

- El mismo camino que recorremos en auto, se transforma cuando lo hacemos en bici. Vivimos en un lugar en donde la naturaleza te envuelve y la bici te permite escuchar, ver y sentir bien de cerca.

- Un secreto que nunca falla es simplemente sacar la bicicleta de la casa y subirse, el resto viene solo.

© 2018 by CuartoCreativo