AMOR PURO

Nos tomamos un momento en estas páginas para contar historias verdaderamente emocionantes como es la adopción de una mascota. Por ello hablamos en exclusivo con Natalia y Matías para que nos cuenten cómo fue su experiencia y qué sintieron al hacerlo.


¿Cómo llegó la idea de adoptar un perro?

La idea de adoptar un perro siempre está presente. Hay muchos animales abandonados y si uno busca una mascota, por qué no adoptarla entonces. Simona es nuestra primera perra adoptada en Zoonosis en el 2010, llevamos casi diez años junto a ella; en 2016 llegó Alaska, y en 2019, Coco.


Recuerdan cómo fue ese primer encuentro.

A Coco lo vimos por primera vez por foto en febrero del 2019. Nos impactó su parecido a nuestra perra Alaska (rescatada de Valle de Lobos por medio de Zoonosis, a quien perdimos en enero de ese año). En los meses siguientes empezamos a ver sus fotos, a conocer su historia, así nos contactamos con Paula, quien nos brindó datos de su padrino y empezamos nuestro vínculo con Coco. El primer encuentro fue raro porque él estaba muy angustiado al separarse de su padrino..., y nosotros, superansiosos por conocerlo..., pero fue un día que nunca vamos a olvidar.

¿Cuánto tiempo hace que lo adoptaron?

Llegó a casa el 6 de junio, en tránsito, y no se fue nunca más. La adopción legal fue el 2 de agosto, ese día firmamos los papeles del chip. Pero Coco fue parte de nuestra familia desde el primer día que vimos su foto.


Si tuvieran que describirlo cómo lo harían.

Coco es un cachorro hiperactivo, orejón, mimoso y muy demandante de atención. Es superdulce, quiere jugar todo el tiempo, ¡todo le llama la atención! Es un perro buenísimo, le gusta estar al aire libre, correr, meterse al agua y hacer todas las aventuras que se imaginen... Aun es algo inseguro y ansioso al momento en que uno se va de casa.


¿Qué mensaje dejarían a quienes lean esta nota?

Que sean responsables de sus mascotas. La adopción de una mascota, sea de la manera que fuere, es una elección que conlleva responsabilidades. Ellos dependen de nosotros durante toda su vida. Que aquel que tenga dudas, se contacte con las distintas protectoras y la gente de Zoonosis, que están siempre para dar una mano y asesorar; que se animen a adoptar. Adoptar un perro adulto es tan mágico como adoptar a un cachorro, con la ventaja de que te evitás los líos y aprendizajes de un cachorro. ¡Están llenos de amor para dar y de ganas vivir su vida con nosotros!


Por último, y agradeciéndoles por su tiempo, ¿adoptarían otra mascota en un futuro?

Siempre tenemos la idea de adoptar una nueva mascota, pero más allá del deseo está la realidad. Nosotros alquilamos, por lo cual es un tema importante a tener en cuenta, además del bienestar tanto de Simona como de Coco. Hoy nuestra manada está completa, ¡quizá más adelante se sume un nuevo integrante!

© 2018 by CuartoCreativo