MARY ANN DUNNE

Ushuaia en los años 30. Mary Ann Dunne se enfrenta a las contradicciones que habitan en su sangre y a las circunstancias imparables de la vida. Una historia que indaga sobre la construcción de la identidad, el genocidio del pueblo selk‛nam y el empoderamiento de la mujer. La Muy habló con Victoria Lerario, su protagonista. Leé la nota y conocé los desafíos de volver al teatro presencial.

Foto Tatiana Dallago

¿Cómo te llegó la propuesta para interpretar esta obra?

A Carlos Diviesti, el dramaturgo de la obra, lo conocí hace tiempo en un viaje suyo a Ushuaia por intermedio de una maestra, gran directora y actriz que ambos adoramos, Miryam Strat. Nos conocimos y fue instantánea la pulsión de querer hacer proyectos compartidos. Carlos es un hombre que desde hace muchos años trabaja por la cultura, el teatro y el cine en Buenos Aires, desde el Complejo Teatral de Buenos Aires, el Ministerio de Cultura, y su actividad independiente sabe nutrir el acervo cultural de nuestro país. Luego de uno de sus viajes a nuestra ciudad, empezó a escribir “Mary Ann Dunne” y a los meses me la envió por mail para que la leyera y, si algún día quisiera, ponerla en escena. De esos regalos que una agradece con el corazón en el escenario.

Foto Tatiana Dallago

¿Con qué desafíos te encontraste al conocer el personaje de Mary Ann Dunne?

Desafíos, todos juntos. Empezando por el sistema del unipersonal que exige un trabajo muy particular como actriz. Por suerte, el trabajo con un director como Eduardo Bonafede hizo que cada momento del proceso sea estimulante. El lenguaje de la obra es otro de los grandes desafíos, el texto es profundamente poético y demanda un trabajo sobre la palabra que para quien interpreta se convierte en una gran fiesta. La época, la historia de los hombres y mujeres de nuestra Tierra del Fuego atraviesa toda la obra; acercarme a este universo poético ficcional y a la realidad artística que propone la obra es de un gran disfrute.


¿Cómo fue trabajar en la producción y en los ensayos de la obra en un contexto pandémico?

Empezamos a ensayar en diciembre de 2020. En el aislamiento la potencia del deseo apareció con mucha fuerza. El teatro, por esta pandemia, resulta una de los hechos artísticos más golpeados, es un deber para mí en este momento trabajar para preservarlo, hay algo que hacer y decir al respecto. El teatro busca comunicar y eso exige un cuerpo muy presente, es un acto de profundo amor.

Foto Tatiana Dallago

¿Cuáles son las expectativas de volver al teatro presencial?

Volver al teatro para ensayar fue muy conmovedor. Nada nos genera ahora más emoción que volver a ver al público en la sala, y como dijo Pompeyo, que la gente vaya al teatro ahora es una señal de humanidad.

¿Cuándo y dónde serán las funciones?

Habrá ocho funciones presenciales de 45 minutos de duración, a partir del 15 de mayo. Los sábados a las 21 y los domingos a las 20, en el Teatro del Hain (12 de Octubre 1013).


¿Cómo se pueden conseguir las entradas?

Debido a los protocolos establecidos las entradas se pueden adquirir por boletería online en: https://www.eventbrite.com/e/mary-ann-dunne-teatro-del-hain-tickets-153137882529.

Para reservas y más información pueden escribir a maryanndunne.obra@gmail.com, facebook e Instagram. El teatro es seguro y hace bien.


Ficha técnica

Actriz: Victoria Lerario; dirección: Eduardo Bonafede; dramaturgia: Carlos Diviesti; diseño de luces y técnica: Ricardo W. Pessoa; diseño de escenografía: Jorgelina Rodríguez; fotografía: Tatiana Dallago.

placas-03.jpg
placas-02.jpg
placas_Mesa de trabajo 1.jpg