“VINOS CON PERSONALIDAD”

Siempre es bueno regalar un vino, pero en este caso, cuando hablamos de Padres es bueno “pensar” en un vino especial que refleje su personalidad. Así es como los vinos tienen su propio carácter que los hace únicos. Existen los vinos tranquilos, generosos, complejos, distinguidos, elegantes y todos ellos con enormes virtudes.

Regalar un vino puede convertirse en un acto de amor si pensamos que ese producto especial refleja el afecto que nos une a un ser querido, ya que un vino, como cada padre, es un mundo de percepciones subjetivas.



¿Cómo elegir el vino ideal? Para elegir el vino ideal se debe tener en cuenta el gusto personal del agasajado, su oficio o profesión, sus costumbres durante el año, los gustos culinarios y el estilo que particularmente le gusta más. También podemos orientarnos de acuerdo a la región geográfica que más identifique a nuestro homenajeado, para así determinar el terroir y el varietal. Observar, determinar, percibir son técnicas de una cata de vinos, pues lo mismo debemos hacer a la hora de elegir en función a una persona. Lo importante nunca será el precio del producto, sino el valor de la intención y el amor que pongamos en la elección personalizada. Un padre siempre merece nuestra atención y un simple detalle hace la diferencia.


Aquí expreso mi percepción personal:


● Malbec para padres amorosos y sencillos.

● Cabernet Sauvignon para padres generosos con gran personalidad.

Tannat para padres exigentes y distinguidos.

● Pinot Noir para padres nobles y empáticos.

● Syrah para padres elegantes y profesionales.

● Merlot para padres carismáticos con gran sentidos del humor.


Por Luciana Staude Sommelier de té y vinos-

http://www.eventosdete.com/


Conseguí el vino que más te guste para papá en Quelhue Wine Shop.

© 2018 by CuartoCreativo