UNA HISTORIA DE CARIÑO Y DE ENTREGA

Compartimos con ustedes la historia de Duquesa, la perrita que Moira Orue y Guillermo Rivarola decidieron adoptar hace un año y les cambió la vida por completo. En esta ocasión tuvimos el placer de dialogar en exclusiva con ellos para que nos cuenten esta hermosa vivencia de puro cariño y amor.


¿Cómo llegó Duquesa a sus vidas?

Hace un tiempo que veníamos pensando en tener una mascota más en casa (tenemos una gata “Laisa”), pero no lo veíamos probable ya que vivimos en departamento. Así que en el verano íbamos a ver a los perritos que llevaban a las jornadas de adopción con la idea de que quizá podríamos encontrar el que se adecuara a nosotros y al dpto.


Recuerdan cómo fue ese primer encuentro con ella.

El primer encuentro fue en Zoonosis un viernes 22 de marzo. Fuimos a la jornada de adopción que se hizo en Fadul y San Martín, pero Duquesa no estaba ahí. Y por algún motivo (que no sabemos hasta ahora, ja, ja) fuimos a Zoonosis a conocer más perritos. Cuando la vimos a ella y tuvimos el primer contacto supimos que era la indicada. Fuimos a los caniles, pero no esperábamos volver a casa acompañados.


Sabemos que ustedes realizan deportes en los cuales ella los acompaña, ¿qué se siente al compartir esos momentos?

¡Lo Más! La verdad, Duquesa se adaptó desde el primer momento. Le encanta salir al aire libre y sobre todo a la montaña que es nuestro ambiente favorito. Los dos somos runners (o intentamos serlo) y siempre recordamos el segundo día de su primera semana de adaptación. Entrenó con nuestro grupo de amigos y se bancó 23 km como una campeona... Después leímos que de a poco se los va adaptando, con pocos km al principio. Fue todo un aprendizaje.




¿Cuánto hace que Duquesa forma parte de la familia y cómo la describirían?

Duquesa forma parte de nuestra familia desde hace un año y tres días. La describiríamos como una perrita muy cariñosa, mimada, juguetona y muy compañera, sobre todo.


¿Qué mensaje les gustaría dejar a quienes lean esta nota?

¡Hay que animarse a adoptar! Nosotros al principio tuvimos nuestras inquietudes si íbamos a poder brindarle todo lo que podría necesitar, pero con el tiempo el amor fue dando forma a nuestra familia. Hay que animarse y siempre, obvio, teniendo en cuenta que es una responsabilidad, pero muy gratificante y da una felicidad tremenda. Y si nuestros vecinos leen esta nota queremos agradecerle por la paciencia y el aguante.

Por último, y agradeciéndoles por su tiempo, adoptarían otra mascota en el futuro.

Nos encantaría, pero no contamos con el espacio físico por el momento. Soñamos con una casa con patio re grande para poder adoptar más.


© 2018 by CuartoCreativo