UN LUGAR LLAMADO "MURA"

Anécdota por Matias Soto para LAMUY


Después de una travesía de varios kilómetros a pie llegue a Mura, un pintoresco pueblo del sur de España, dentro del Parque Natural Sant Llorenç del Munt i l'Obac.

Su arquitectura medieval muy bien conservada, su gente alegre, el aroma a tomillo, pino y romero en estado natural, sus sabores como las tortillas, paellas, sopas de bolets y las fuet caseras de jabalí, hechas por Antonio fueron algunos de los motivos que me llevan a dedicarle estas lineas por encima de todos los otros lugares que visite en mi viaje. Sin conocer casi nada del destino al que me dirigía, me lleve una grata sorpresa.



Pase un tiempo conviviendo en las afueras del pueblo, con Maria Jose, y Kiko a quienes considero los abuelos catalanes que nunca tuve, y su hermano Pepe un personaje muy carismático. Allí ayudaba con diversas tareas domésticas que aprendía de todo.

Como en un cuento las mañanas con neblina, seguidas de un sol radiante y las noches frías donde los jabalíes tomaban protagonismo junto a los perros que los corrían.

Parrafo aparte El Puig de la Balma, una abadía ubicada fuera del pueblo incrustada en las rocas cuya historia es muy interesante. Imperdible!


Sensaciones positivas me dejo mi paso por aquel lugar maravilloso, a tal punto que ahora mismo, mientras escribo, no paro de sonreír y recordar anécdotas.

Sin dudas los Muratanos me adoptaron y yo los adopte a ellos. Les recomiendo esa visita!.

© 2018 by CuartoCreativo