SAINT CHRISTOPHER, UNA POSTAL DEL TIEMPO

Actualizado: may 14



PRIMEROS CAPÍTULOS

El Saint Christopher fue un barco remolcador ATR (Auxiliar Remolcador de Rescate), construido en Estados Unidos en la década del ´40. El diseño, cuya eslora alcanzaba los 50,29 metros, correspondió a la firma John D. Alden – Eldredge – McInnis, de Boston, Masachussetts. La máquina propulsora fue orquestada por Fulton Ironworks y las calderas por Babcock & Wilcox Company. Finalmente, el buque sería construido en el astillero Camden Shipbuilding & Marine Railway Company de Camden, estado de Maine (USA). Su botadura oficial al mar fue el 16 de octubre de 1943.


II GUERRA MUNDIAL

En abril de 1944 fue cedido a Gran Bretaña durante el conflicto bélico, e incorporado a la emblemática Royal Navy bajo el nombre "HMS Justice" (W-140), comandado entonces por el teniente de reserva J. S. Allison. Según historiadores, el buque participó en el desembarco de los aliados a las playas de Normandía (Francia), durante el recordado "Día D", suceso clave para derrotar posteriormente a los nazis.

En la batalla de Normandía, llamada en clave: Operación Overlord, nuestro heroico carguero auxilió a naves aliadas, rescatando algunas embarcaciones para luego remolcarlas hacia zonas más seguras. Además, el Saint Christopher era un importante "buque barreminas", con un prolífico diseño y casco de madera, el cual evitaba precisamente ese campo electromagnético que detonaba en combate las minas marinas.


EL RETORNO A AMÉRICA

La embarcación regresaría a las costas de Estados Unidos, siendo reasignado a la custodia de la armada norteamericana el 20 de marzo de 1946, bajo el nombre: "BATR 20". Lamentablemente, fue dado de baja el 3 de octubre de 1947, por los altos costos de mantenimiento y el elevado consumo de combustible, inviables para la marina en aquellos años. Si bien existen diversas opiniones sobre su ulterior destino y propietarios, finalmente el remolcador sería vendido al argentino Leopoldo Simoncini y rebautizado con el nombre "Saint Christopher".


CINE ARGENTINO Y CULTURA

En 1955, el remolcador fue uno de los protagonistas del film "La Tierra del Fuego se apaga", película argentina en blanco y negro dirigida por Emilio Fernández y producida por Mapol Film, que fuera rodada en gran parte en Ushuaia, entonces Territorio Argentino. En el largometraje, puede observarse al buque en sus años de gloria, navegando imponente en las gélidas aguas del sur. Una perla de incalculable valor histórico y cultural. Además, también sería inmortalizado en numerosos documentales, programas de televisión, films, libros y manuales de colegio, folletos y numerosos calendarios. Hoy, es una de las principales postales de Ushuaia hacia el mundo.


ÚLTIMA EPOPEYA MARINA

En 1954, con el objetivo de remolcar al Monte Cervantes, un buque alemán que naufragara en Ushuaia en 1930, fue dirigido por la empresa "Salvamar" para los trabajos de salvataje en el Canal Beagle, junto a otros remolcadores análogos. Pero la empresa quedaría trunca, el Monte Cervantes se hundiría y Salvamar pronto entraría en quiebra.


Finalmente, tras problemas en el motor y daños en el timón, se abandonó al buque en la bahía. En 1957, según los relatos registrados de antiguos pobladores, el Saint Christopher sería remolcado desde tierra por camiones, hasta su ubicación actual, donde sería encallado en proximidades a la orilla, en pleno corazón de la ciudad. Allí, permanece como un símbolo inmutable del tiempo, tras más de sesenta años.


SAINT CHRISTOPHER, EN LA ACTUALIDAD

Con el transcurso de las décadas, el casco ha evidenciado el irreversible trajín y deterioro del tiempo. En 2004, se le retiró el fuel oil que aún quedaba depositado en sus tanques, para evitar pérdidas y contaminación en el agua, como así también eventuales siniestros.

Desde 2010, nuestro añejo remolcador ha despertado nuevamente el interés y la preocupación por parte de la comunidad fueguina, las autoridades gubernamentales y distintas instituciones, quienes están redoblando esfuerzos en un noble deseo por preservar su valor histórico y cultural, siendo uno de los emblemas más admirados de nuestro paisaje urbano y costero.


En los últimos años, se realizaron distintas tareas de limpieza, pintura, iluminación y gestiones para su restauración. Un loado esfuerzo por salvaguardar la memoria de nuestro veterano de guerra, ese sentir de pertenencia e identificación hacia el eterno Saint Christopher, siempre inmutable, siempre querido y admirado, siempre testigo de los tiempos que fueron, que son y que serán.


NOTAS RELACIONADAS


"RESCATE DEL SAINT CHRISTOPHER"

https://www.lamuy.com.ar/blog/rescate-del-saint-christopher


"PUESTA EN VALOR DEL SAINT CHRISTOPHER"

https://www.lamuy.com.ar/blog/puesta-en-valor-del-saint-christopher-la-idea-es-que-la-gente-vea-aquel-barco-de-1954


Por Jonatan Berrutti

© 2018 by CuartoCreativo