REPÚBLICA DOMINICANA, LA PERLA DEL CARIBE

República Dominicana es conocida mundialmente por el merengue, un ritmo cálido y contagioso que se ha convertido en la principal seña de identidad de este país, el segundo más grande del Caribe. Parece haber sido creada, desde sus orígenes, para el descanso, para el disfrute del sol y de sus increíbles bellezas naturales. El mar Caribe le impone un aire sereno a esta bellísima isla, destino número uno de golf de Latinoamérica.



Su capital, Santo Domingo, es patrimonio mundial declarado por la UNESCO; una ciudad que mezcla el encanto del viejo mundo con un moderno estilo latino. Es también el asentamiento europeo habitado de manera ininterrumpida, más antiguo del continente americano y una de las ciudades más pobladas del Caribe. Si bien Santo Domingo no es su principal destino turístico, ofrece playas inmaculadas, palacios medievales, un nada despreciable paseo de compras y una interesante movida nocturna.


Sin embargo, sí existe un lugar que se destaca turísticamente en este país: Punta Cana. El sol brilla sobre sus magníficas playas bordeadas de agua color esmeralda en más de 1.600 kilómetros de una de las mejores costas del mundo, lo que explica porqué, durante el año, más de 5 millones de personas de todo el mundo eligen visitarla.


Kilómetros interminables de fina arena blanca, agua tibia y transparente, un sol entero y radiante, magníficos hoteles y resorts, exquisita y variada gastronomía internacional, e incontables opciones en deportes, entretenimiento y recreación, hacen de Punta Cana uno de los paraísos más elegidos del Caribe. La mayoría de los hoteles se ubica sobre el mar y no son discretos ni en su construcción ni en los servicios que ofrecen a sus huéspedes.



El sistema "all inclusive" (todo incluido) reina en este exclusivo rincón del mapa. Con solo estar alojado en alguno de estos resorts, tendrás permiso a consumir todas las comidas en los numerosos restaurantes del complejo (generalmente ofrecen comedores buffet y variados restó temáticos a la carta bajo reserva). Este sistema también ofrece bebidas ilimitadas en bares de piscina, sobre el mar o en el lobby, acceso a club de niños (algunos cuentan con ciber, zonas para adolescentes), brinda actividades no motorizadas, todo en forma ilimitada y gratuita. Dado que Punta Cana tiene una noche muy tranquila fuera del circuito hotelero, muchos de estos resorts tienen discoteque propia. Existe una oferta hotelera tan grande y variada que va desde spa canino, parques de agua, sector nudista, servicios especiales de boda o bodegas privadas entre otras curiosidades. Es que dentro de un resort con “all inclusive” uno tiene prácticamente todo incluido, excepto servicios de spa, llamados telefónicos y lavandería. Hoy en día casi todos ofrecen wifi gratuito aunque la conexión suele ser mala.


Otros lugares que recomiendo en Dominicana son los siguientes: Bayahibe, La Romana (que es uno de los puertos turísticos más importante de Caribe), Samana y Puerto Plata.


Por Karina Veloso

© 2018 by CuartoCreativo