MUCHO MÁS QUE CARIBE, LA RIVIERA MAYA

Actualizado: 30 de ene de 2019


Cuando la idea de vacaciones nos lleva al Caribe y la intención va mucho más allá que anclarse en una reposera, una de las mejores opciones es sin dudas la Riviera Maya en todas sus versiones. La oferta de actividades dentro y fuera de los hoteles es de lo más variada. México no defrauda a nadie. Para familias, para parejas, para jóvenes, para mayores, para mieleros, para estudiantes, para nudistas. Por cultura, por playa, por infraestructura, por gastronomía y por tantas otras razones, viajar a México es siempre una buena elección.


En apenas 60 km de distancia entre Cancún y Playa del Carmen, descubriremos dos mundos muy diferentes bajo el mismo cielo azteca, el mismo mar y el mismo sol pero con ofertas turísticas absolutamente distintas.



Por un lado Cancún, el destino por excelencia que se divide en dos zonas: la franja costera con un despliegue desenfrenado de complejos turísticos despampanantes, y el área del centro más tradicional y sin playa. Dentro de la zona hotelera de la costa encontraremos un resort pisando a otro y clubes nocturnos y tiendas y restaurantes. Enormes edificios, espejos y cemento enmarcado por las claras aguas del caribe. Cancún desborda y, repito, hay para todos los gustos.


Del otro lado encontramos Playa del Carmen, una versión más relajada y caribeña de la península de Yucatán. Se caracteriza por sus inmensas playas de blanca arena de coral, incontables palmeras y un mar de aguas transparentes con impresionantes azules que van desde el esmeralda hasta el turquesa..., eso es Playa del Carmen. Techos de paja y nada de edificios altos pero no por eso nos priva de un centro comercial colorido con bares, clubes nocturnos y tiendas. La movida se extiende en paralelo a la playa y es conocida como La Quinta Avenida. La mejor playa de la zona es Playacar.


Más pequeña pero no por eso menos paradisíaca, es la isla Cozumel. A pocos minutos de ferry y frente a Playa del Carmen, es la isla más grande y poblada del Caribe mexicano. Ofrece 48 km de playas y fue el propio oceanógrafo francés Jacques Cousteau quien llegó a sus costas en 1961 y declaró que era uno de los lugares más espectaculares del mundo para el buceo.


El último párrafo se lo dedico a X-Caret que es mucho más que un parque acuático ya que hoy se lo considera un "imperdible" para quienes visitan estos lugares. Dice el cartel de entrada: "A quienes vengan a visitar X-Caret, no dejen de conocer Cancún"... Mínimamente hay que dedicarle un día para nadar en sus ríos subterráneos, disfrutar de los shows increíbles, compartir piletones con delfines o descubrir su parque eco-arqueológico. Definitivamente imperdible.


Por Karina Veloso

© 2018 by CuartoCreativo