CONOCIENDOLA DOLCE VITA

Actualizado: 22 de jul de 2019

Hay tantas razones para viajar a Italia que sería imposible enumerarlas. Italia es un libro de historia abierto, es romanticismo, gastronomía, religión, arte, moda y tanto más que no existe mortal en este mundo que sea indiferente a su importancia histórica, turística y cultural. Decir Italia es decir pasta, pizza, Miguel Angel, ópera, mafia, Leonardo, glamour, góndola, Rafael, pasión, Maquiavelo, El Padrino y "la familia unita"...decir Italia es decir también mucho de argentinidad. No es novedad que gran parte de nuestros antepasados es de origen italiano y que heredamos de ellos mil costumbres (muchas buenas y otras no tanto) y quizá sea esa la razón por la que nos sentimos como en casa cuando la visitamos.



Italia es una península de 301.000 km cuadrados; su territorio incluye las islas mediterráneas Sicilia y Cerdeña. En toda Italia habitan 60 millones de personas que reciben 47 millones de turistas al año...mucha gente, no?; y es que, junto a España y Francia, está en el top ten de destinos más visitados del planeta.


Uno de los mayores tesoros de Italia es Cinque Terre, o las “Cinco Tierra”; una porción de 18 km de acantilados sobre el mar de Liguria, enmarcados por cinco coloridas localidades de la provincia de La Spezia, hoy Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Cinque Terre conserva el sutil encanto de antaño, de un pueblo suspendido entre mar y tierra, rodeado de colinas y viñedos que hacen de este destino una parada imperdible.


Hacia el norte, la cuna de la moda: Milán. Luego pasamos por el balcón de Romeo y Julieta en Verona y llegamos a Venecia, lugar romántico si los hay; la ciudad mágica de los canales, las góndolas y gondolieri... y por qué no una serenata?. El Gran Canal, la Plaza y la basílica de San Marcos, el Palacio Ducal y el Puente Rialto son los sitios de mayor interés. En época de carnaval, Venecia es otro cantar.


Ya en el centro de Italia, Florencia, capital de la Toscana, es una ciudad que ha mantenido intacto su esplendor del pasado y maravilla con sus obras de arte, los mármoles coloridos de sus iglesias y sus obras arquitectónicas que evocan la fastuosidad del arte renacentista. El corazón de Florencia es la plaza del Duomo donde esta la Basílica de Santa María del Fiore. Imposible pasar por alto el antiguo y sugestivo Ponte Vecchio con sus casas colgantes e históricos talleres de orfebres. Florencia hechiza.



Finalmente Roma, la ciudad eterna, sede clave del imperio romano, una de las primeras grandes metrópolis de la humanidad, la localidad con más alta concentración de bienes históricos y arquitectónicos del mundo y cuyo centro también fue declarado Patrimonio de la Humanidad. Alberga a la Ciudad del Vaticano y allí se pueden conocer La Plaza San Pedro, La Capilla Sixtina y el Museo de Vaticano. Cerca, el castillo de Saint Angelo. Asimismo son imperdibles El Coliseo Romano, el Foro romano y la Fontana de Trevi. Nápoles, Sorrento, Capri, Palermo y Positano son algunas de las joyas del sur... Italia toda enamora!!!!


Por Karina Veloso

© 2018 by CuartoCreativo