LA BARRA DEL FIN DEL MUNDO

Con más de veinte años trabajando en gastronomía, la mayoría detrás de una barra, Sole Mouledoux propone una variedad de cocteles que van de los clásicos a las nuevas propuestas y sabores locales. “Recorrí varios bares y restaurantes importantes de nuestro país y también de Perú, donde me fui a capacitar en coctelería de vanguardia”, nos cuenta mientras prepara un delicioso trago…

Foto Gaby Sais

¿Cómo llegás al mundo de la coctelería?

Tenía 21 años cuando empecé a trabajar en gastronomía en un restaurant, en microcentro de Buenos Aires, que se llamaba Uno y Medio, en calle Paraguay; tenía una barra muy completa y el bartender me empezó a enseñar sobre bebidas. Así es que me empecé a interesar, siempre me gustó saber qué tomar.

Foto Gaby Sais

¿Cómo definirías tu estilo y cuáles son tus propuestas preferidas?

Considero que manejo un estilo de reversión de cocteles clásicos con productos locales. Dentro esos, mis propuestas preferidas son mi mojito de calafate, que es una versión del clásico, pero más dulce, y con nuestro producto local estrella: el calafate. Otras propuestas que me gustan mucho hacer son las reversiones de gin-tonics con Jeremy Button, y botánicos locales, como, por ejemplo, la pimienta de canelo o el tomillo silvestre patagónico.


¿También enseñás el oficio verdad?

Sí. He dado cursos de coctelería en el IGGA de Ushuaia y en el de Tandil. He dictado máster class para la Secretaría de la Mujer y en otros espacios como el Bar Yámana. También capacito equipos de trabajo en diferentes proyectos.


Generás material audiovisual en diferentes medios, ¿cómo es esa experiencia?

Sí, tengo un espacio de coctelería en el programa de La cocina con Luis Bernal. También realicé una producción audiovisual para el Gin Oíd Mortales. En su momento participé en columnas de radio. Y siempre generamos desde mi espacio de trabajo contenido para las redes sociales.

Foto Gaby Sais

¿Cuáles son las bebidas preferidas de los ushuaienses?

Viene en auge la degustación de gins y, por ende, el gin-tonic con variaciones de tónicas y botánicos. Y también las reversiones que hago de mojitos, como el de albahaca o maracuyá.


¿Cuál sería para vos un trago que represente a la ciudad?

Para mí, el que más representaría a la ciudad es la reversión del bramble, que lo renombre bramble fueguino, y lleva gin Jeremy Button, jugo de limón, syrup simple y licor de calafate.



Entradas Recientes

Ver todo
placas-03.jpg
placas-02.jpg
placas_Mesa de trabajo 1.jpg