KRUND UN BAR DE MONTAÑA

El pasado mes se inauguró “Krund”, bar que se destaca por su amplia variedad de platos y por algo muy novedoso: acepta mascotas. Se convierte así, en el primer bar “petfriendly” de la ciudad. Por ello hablamos con su dueño Esteban, para que nos cuente en detalle todo lo que podremos encontrar en su local.

© MGonzalez

Sabemos que hace poco abrieron las puertas del bar, podrán contarnos brevemente cómo vivieron la apertura.

H: Con alegría y mucha ilusión. Fue un año entero de obra y un esfuerzo enorme. La casa estaba muy venida a menos y cuando entramos por primera vez parecía una locura lo que emprendíamos. Muchos nos miraban con cara de "locos, están", y por ahí un poco

de razón tenían. Techos, pisos, barra, cocina, restaurar el patio, que para nosotros tiene una centralidad especial. Una obra titánica. La intención fue siempre mantener la casa con sus características propias, su identidad como referente de la arquitectura y la cultura constructiva de la Isla. Que la obra no se lleve puesto todo eso, que no pierda la sensación de hogar, pero que al mismo tiempo tenga la flexibilidad para convertirse en diferentes cosas. Un esfuerzo y una apuesta enorme, y una corrida contrarreloj fenomenal. Recién ahora, dos semanas después, podemos parar la pelota y disfrutar, aun sabiendo que faltan muchos detalles. Teníamos mil ideas en la cabeza de lo que iba a ser el lugar, pero de ahí a ver los sueños materializados hay una gran distancia. Y acá estamos, explotados de felicidad, como se siente uno cuando ve los sueños materializados.


¿Con qué podremos encontrarnos allí?

H: Es un espacio diverso. No sabemos exactamente cómo llamarlo, pero nos gusta la definición de espacio gastronómico y cultural. Tenemos algunas premisas: que sea flexible, abierto, y mutante. Es una especie de caja de sorpresas. La idea es que pasen cosas todo el tiempo. Desde una milonga, una peña, charlas con escritores, djs, bandas en vivo. La cerveza tiene una centralidad particular, sin ser exclusivamente una

cervecería, y en eso tiene un protagonismo especial el comandante Yisus, nuestro Cicerone de Cervezas, de cervecería Muntzer. Levantar la vara de la cultura de consumo de esta bebida tan noble y milenaria. Probar estilos, maridaje. Innovar y experimentar. También hay coctelería de lujo con la genia de Soledad Moledoux y la carta de Luis Bernal. Nos gusta llamarlo refugio de amigos. Esta idea de una comunidad que se vaya armando, donde surjan vinculaciones, sociedades, encuentros. Pusimos internet por fibra óptica de 100 GB. Todavía no abrimos durante el día, pero a mediados de mes vamos a empezar con menús diarios y un espacio que sirva de trabajo y reuniones, y para esto tener un servicio de internet que realmente funcione nos pareció fundamental. También para que grupos vinculados al turismo, agencias, empresas de logística, puedan hacer base para sus operaciones. Nos estamos convirtiendo en un punto de encuentro antártico. La conexión de Ushuaia con la Antártida tiene que ser directa. Estamos pensando en experiencias vinculadas con la Antártida, charlas y eventos vinculados al Continente Blanco.

¿De dónde nace el nombre del bar?

H: El nombre Krund es un homenaje a Ernesto Krund, un pionero alemán que llegó a estas tierras en los años 20 y abrió la primera ruta hacia el norte de la Isla, enseñándole a esquiar a mucha gente.


¿A qué público está orientado el bar?

H: El bar está orientado a la gente mayor de edad y al público en general. Son bienvenidas las personas de todas las edades, familias con chicos, bebés, adultos mayores. Se puede disfrutar mucho del patio, seguro que si vienen un día cualquiera a la tardecita van a encontrar niños jugando en el patio.


¡También mascotas!, somos amantes de los perros,

¡cómo no íbamos a aceptarlos en el lugar!

© MGonzalez

¿Qué comidas realizan y cuál nos recomiendan probar?

H: Hay una amplia variedad de picadas, platos, comida de bar y comida al plato. También está la idea de que cada uno arme sus combinaciones con los elementos que están en la carta. Luis Bernal diseñó una carta que tiene mucho de cocina internacional, y también contamos con productos regionales: centolla, cordero, mejillones, trucha, salicornia. Si podemos sintetizar en un concepto es el de gastronomía de mar y montaña. Estamos al pie de los Andes mirando el canal Beagle y su dramática hermosura.

© 2018 by CuartoCreativo