EL HUEVO

POR MUY GALLO QUE SEA EL GALLO… LA GALLINA SIEMPRE SERÁ LA DE LOS HUEVOS


Frases sobre huevos… imagínense!! Por supuesto que la mayoría hacen referencia a ponerle onda o coraje a algo… dicho en otras palabras… a poner huevo!


Y pocos alimentos de origen animal tienen tanta particularidad, versatilidad y fama como esos ovoides blancos, colorados, con pintitas, chiquitos o enormes que la naturaleza nos ha regalado… no solo a nosotros los seres humanos, sino a una infinidad de especies que hacen culto y manjar alrededor del huevo. La diferencia entre el instinto animal y el raciocinio humano es que los bichos salvajes no miden consecuencia y le “entran” a lo que encuentran, sin perjuicio de destruir otra familia… pero es parte de la cadena alimentaria y el hombre en ese sentido no puede hacer mucho más que aceptarla y entenderla. En cambio nosotros, seres pensantes e inteligentes, desde hace varios miles de años comenzamos a domesticar aves de granja, y conjuntamente con ese acto de civilización, dicen los que saben, que va naciendo gradualmente la avicultura como actividad productiva y económica.


Independientemente del inicio de la producción controlada de huevos, hay vestigios de civilizaciones muy antiguas que los consumían mucho antes de entender los preceptos de la domesticación, ya que como cualquier elemento que estuviese al alcance del hombre, imagino que por prueba y error, sería llevado directo al paladar así como vino al mundo o atravesando un sinfín de prácticas culinarias primitivas que lo hicieron ir evolucionando hasta entender, conocer y aprovechar al huevo como un recurso de fácil producción y de excelentes resultados alimentarios.


Otro rasgo de la actividad pensante de nuestras neuronas, es que luego de varios años de estudios científicos, se supo que la gallina produce huevos naturalmente y para que luego nazcan pollitos éstos deben ser fecundados por el gallo. Por eso en las granjas de gallinas ponedoras no hay gallos, por lo tanto los huevos que consumimos no podrían ser nunca otra forma de vida…así que sin culpa, con un buen delantal para no ensuciarse y el batidor en la mano… vamos a romper los huevos para preparar alguna delicia!


Porque el huevo es huevo… y como esta reflexión tan simple y obvia, el huevo es una de las cosas más ricas que hay sobre la tierra (que curiosamente también tiene forma de huevo ya que es un elipsoide). El huevo presenta múltiples variantes y facetas… se lo consume crudo, cocido, hervido, pocheado, frito, revuelto, caliente, frío, salado, dulce… pensemos que otro alimento es tan versátil? Seguro que los hay, pero huevo hay uno solo y como tal merece tener el protagonismo que tiene… juega en la cocina y en la pastelería… las dos grandes ligas de la culinaria… y tiene multiplicidad de beneficios nutricionales y gastronómicos… por lo tanto, cuando preparen un huevo por favor “pónganle huevos!!!”.


Y ya que estamos hablando de huevos vamos a encarar un plato increíble, argentino, popular y que literalmente prepararlo es una “huevada”… porque así como éste término refiere a algo sencillo, expresa de manera certera y precisa la sutil sofisticación que un huevo posee… porque de eso se trata la simpleza… de algo que trasciende y sobresale sin mucho desparpajo… pero que nos resuelve desayunos, almuerzos, meriendas y cenas pasando desapercibido… como lo hacen los grandes en su paso por la historia!


Cuenta la historia popular que el Revuelto Gramajo fue invento de un argentino de apellido Gramajo… hay varias versiones, por eso no citaremos ninguna de ellas pero si abriremos la heladera para tomar unos 3 huevos y dejarlos que reposen a temperatura ambiente. Necesitamos papas fritas bien finitas, unas tiras de un buen jamón cocido y unas arvejas. Saltearemos cebolla picadita con ajo en láminas en aceite de oliva, incorporaremos el jamón, las arvejas y los huevos. Cuando ya comenzaron a coagular agregamos las papas bien doradas… le damos un par de vueltas a la sartén, rociamos con perejil fresco picado, salpimentamos y le entramos con un buen pan bien crocante! Ideal para cualquier huevón que quiera comer algo rico y sencillo!!!



Por Patricio Mac Loughlin

© 2018 by CuartoCreativo