EL DESDÉMONA

Actualizado: 6 de sep de 2018


HISTORIA

Entre las desembocaduras de los ríos Juan Ladrillero y San Pablo, descansa inmutable el emblemático buque carguero "Desdémona", construido en Hamburgo (Alemania) en 1952. El barco fue erigido por los Astilleros H. C. Stülcken & Sohn, con más de 2.100 toneladas de registro grueso y una velocidad máxima de 11 nudos. En 1962, fue vendido a la compañía argentina "Cormorán Líneas Marítimas". Su nombre, de origen griego, puede traducirse como desdicha.

Ph. Joel Reyero

El 9 de septiembre de 1985 sería encallado deliberadamente por su capitán Germán G. Prillwitz, en el Cabo San Pablo. Lugareños aseguran que se trató de una artificiosa maniobra para cobrar el seguro, mientras que otras versiones testifican que la decisión de varar fue para evitar el naufragio. Posteriormente, la embarcación también sufrió un incendio y los proyectos por removerlo de allí quedaron truncos, siendo sus restos abandonados en aquel solitario paraje.


PRESENTE

Desde entonces, el casco del Desdémona permanece escorado a babor. Durante la bajamar, es accesible por una rajadura que conecta directamente con la bodega de popa, una improvisada "entrada" contigua a la hélice. Dentro del buque, son tres las bodegas que cobija la embarcación, mientras que las históricas bolsas de cemento "Comodoro" que transportaba (unas 20.000 el día de su zarpe), aún se conservan petrificadas en sus recovecos de hierro.

Ph. Joel Reyero

El carguero es recorrido anualmente por cientos de visitantes. Además, tras el rodaje del videoclip "Personalmente", de la banda Las Pelotas, su fama ha alcanzado un importante público de adeptos. Partiendo de Ushuaia por la Ruta 3, tras pasar Tolhuin se debe tomar la Ruta complementaria A, por camino de ripio hacia el Este. El tramo cuenta con subidas y bajadas, curvas prominentes y el paso por diferentes guardaganados y estancias, debiendo tener máxima precaución con el eventual cruce de guanacos, recomendándose velocidades mínimas. Hasta el Desdémona, son aproximadamente 50 km.


RECORRIDO

Se puede transitar el barco por dos senderos: Uno, subiendo por la escalera hasta el entrepuente y de allí a cubierta; o sino, atravesando un oscuro pasillo desde la entrada, que conecta al motor diesel Krup y a sala de máquinas. En esta bifurcación, deberán proveerse de linterna y tener cuidado con los endebles peldaños. Además, durante la marea alta la sección es sacudida por el agua, por lo que también está atestada de sedimentos y humedad. La embarcación aún conserva muchas secciones reconocibles, como las bodegas, pañoles, cocina, baños, entre otros.

Hoy, encallado en la playa del Cabo San Pablo y a la espera de nuevos visitantes, el casco del Desdémona soporta las persistentes embestidas marinas, resistiendo aún el infranqueable y vehemente trajín de los años, hacia las décadas imperecederas.


Por Jonatan Berrutti

Ph. Joel Reyero

© 2018 by CuartoCreativo