“DEFENDER NUESTROS RECURSOS ES DEFENDER NUESTRA SOBERANÍA”


El pasado lunes la Cancillería Argentina le recomendó a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) autorizar un vuelo humanitario que debía llevar a Malvinas 3 isleños que habían ido a tratar su salud a Montevideo. Al mismo tiempo recomendó no autorizar el sobrevuelo por el espacio aéreo de aguas territoriales argentinas que la aerolínea Amaszonas Uruguay tenía previsto efectuar uniendo el principal aeropuerto de las Islas Malvinas y la Capital uruguaya.


Esta decisión fue apoyada por el Gobernador de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Gustavo Melella, pues los pasajeros de ese vuelo eran trabajadores de buques pesqueros que operan en aguas circundantes a las Islas Malvinas y Georgias del Sur con licencias otorgadas por el ilegítimo gobierno de las Islas.


La Cancillería observó que, los buques pesqueros de referencia, eran el Loitador (IMO 8512700), de bandera española, y el Argos Froyanes (IMO 9249398), de bandera de Santa Elena, siendo barcos que operan en aguas circundantes a las Islas Malvinas y Georgias del Sur. Ambos lo hacen con licencias otorgadas por el ilegítimo “gobierno” en esos archipiélagos, por lo cual al no poseer licencias emitidas por el Gobierno argentino, están realizando actividades de pesca ilegal.


Además, estos dos buques pesqueros, han violado en reiteradas oportunidades lo establecido por el Decreto 256/10, que establece que “todo buque que se proponga transitar entre puertos ubicados en el territorio continental argentino y en las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur deberá solicitar una autorización previa”, y cuya autoridad de aplicación es la Prefectura Naval Argentina.


El titular del Ejecutivo fueguino mencionó que “la decisión adoptada por nuestra Cancillería nos parece totalmente acertada, porque el Gobierno Nacional no debe ser funcional a quienes depredan nuestros recursos naturales. Esta es una acción clara en defensa de nuestros intereses y que se alinea perfectamente en la reconstrucción de una política de defensa de nuestra soberanía”, aclarando por su parte que “el vuelo en cuestión tenía la categoría de ‘vuelo humanitario de repatriación’ y eso si fue respetado por la Cancillería, por lo que hay que dejar en claro que son dos cuestiones totalmente distintas una de otra”.


“Creo que con decisiones de este tipo estamos en el buen camino, el Gobierno Nacional marca políticas de Estado claras y es consecuente con ellas, será indudablemente trabajoso recuperar el terreno perdido en los últimos años, pero es hora de que hagamos respetar nuestra soberanía y dejemos en claro que la Causa Malvinas prima sobre cualquier otro interés nacional, porque defender nuestros recursos es defender nuestra soberanía, por eso apoyamos la decisión de nuestra Cancillería, porque con estas acciones lo que se pretende es luchar contra la pesca ilegal, la que depreda nuestros recursos ictícolas en el Atlántico Sur, lo cual afecta a la Nación en general y a nuestra provincia en particular”, destacó el Gobernador Melella.

© 2018 by CuartoCreativo