COMPAÑEROS INCONDICIONALES

Vale y Juan viven con Marino de siete años en medio del bosque fueguino, con mucho espacio para los tres perros con quienes comparten sus vidas. “Por las mañanas, Miel, Astor y Pelota, sus perros adoptivos, salen de la casa a buscar los primeros rayos de sol, siempre los encuentran un lugar del patio entre los árboles de lenga. Van rotando de un lugar a otro para estar el mayor tiempo posible disfrutando del sol, aunque por las tardes o los días de lluvia se la pasan calentitos junto a la salamandra de la casa”, nos cuenta Valeria.


¿Cómo llegaron Miel, Astor y Pelota a sus vidas?

Miel era una perra callejera, andaba siempre por la zona del puerto donde había gente, rodeada de turistas y locales que le daban cariño, deambulaba por toda la ciudad siguiendo a los conocidos. Si bien antes tuvo varios dueños que la han querido adoptar, ella terminaba en la calle por elección. Algunas personas la cuidaron por bastante tiempo, sin embargo siempre volvía a la calle, hasta que en el 2011, después de tantas vueltas, y ya que nos seguía decidimos darle la oportunidad de formar parte de nuestra familia. Así fue como ella nos eligió, por así decirlo. Hoy no nos imaginamos nuestras vidas sin Miel. Astor fue adoptado en el 2012 en Llanos del Castor por Emiliano, su dueño, un amigo muy cercano que por cuestiones familiares tuvo que dejar la ciudad, entonces quedó a nuestro cargo como sus padres adoptivos. Y Pelota es de “tenencia compartida”, tanto nuestra como del vecino. Ella llegó a nuestras vidas cuando ambos nos mudamos donde vivimos actualmente. Nos dijeron que la condición era que la casa venía con Pelota, ya que antes fue de alguien que vivía en el barrio y la abandonaron, siempre fue de ese lugar. Por eso, la adoptamos entre los dos y ya es parte de la familia.


¿Por qué eligieron esos nombres?

Miel, por su color de pelo. Astor, en honor al famoso compositor y músico Astor Piazzolla. Pelota, vino con ese nombre, y la seguimos llamando de esa manera ya que nos pareció simpático. Nos contaban que le pusieron así porque es un tanto gorda.


¿Qué es lo más lindo que comparten en la vida con estos tres perros?

Lo más lindo que compartimos con ellos es su compañía, ya que son incondicionales aparte de cariñosos y sociables. Lo que más disfrutamos son los días lindos, siempre que podemos nos acompañan a salidas por el bosque, paseos y caminatas en la montaña.


¿Cuál es el más revoltoso?, y si tiene alguna anécdota para contarnos…

La más revoltosa definitivamente es Pelota, ya que cuando llegás a casa te salta de contenta con toda su fuerza y te muerde los brazos muy despacio como bienvenida. Ese es su saludo de todos los días.


¿Cuáles son los lugares que más disfrutan?

Los lugares que más disfrutan son los bosques fueguinos, el aire libre y el contacto con la naturaleza, al igual que nosotros, siempre encontramos lugares nuevos por explorar. Con los tres compartimos buenos momentos y anécdotas. Comparten su gusto por el agua, cuando vamos de paseo, sea por la montaña que siempre nos cruzamos algún río, en Cabo San Pablo, en el mar o en caminatas por el lago Escondido donde siempre terminan en el agua sin importarles la temperatura. A Astor le gusta mucho jugar con sus amigos: Ramón y Filomena quienes lo visitan a menudo, a Miel y a Pelota les gusta jugar con cualquier rama caída que te traen para que se las tires una y otra vez.

© 2018 by CuartoCreativo